Amber se la juega en Prisa tras su fracaso en Lagardere


Madrid, 29 de junio de 2020
(04:55 CET)

Nadie duda de que en la foto que deje la próxima junta de accionistas de Prisa habrá un solo grupo, pero dos bloques. A un lado, el de Javier Monzón, presidente no ejecutivo del grupo de medios, con Banco Santander como principal valedor; al otro, el fondo Amber, de Joseph Oughourlian, el hombre que terminó con Juan Luis Cebrián y sigue viéndose infrarepresentado en el órgano decisorio de Prisa.

La tensión viene de lejos. El inversor armenio, accionista mayoritario de la compañía con un porcentaje que roza la opa obligatoria, siente que su poder de decisión debería ser mayor. Cuenta con dos puestos en el consejo  — el suyo y el que ocupa el consejero José de la Rosa — , pero otros accionistas de mucho menor peso tienen el mismo o similar espacio.

Tampoco siente que se le tenga en cuenta para informarle de las decisiones estratégicas del grupo. La última prueba apenas tiene una semana: El País, el diario de referencia del grupo, eligió a Javier Moreno como nuevo director. La designación de Moreno estuvo alentada por Monzón, quien, no obstante, ni si quiera consultó el cambio con Oughourlian.

No ha sido el único choque. La imputación en la trama Púnica del presidente de Prisa por su paso en Indra fue aprovechada por el fondo activista para buscar apoyos y remover el consejo de administración del grupo de medios. Un intento que, de acuerdo a distintas voces, podría buscar de nuevo el próximo lunes, cuando debe decidirse si se vota o no en contra de la continuidad del presidente no ejecutivo de Prisa. 

En el entorno de Monzón, no obstante, se muestran tranquilos. La previsión es que la junta se celebre sin apenas sobresaltos y que se renueven todos los consejeros que se someten a la reelección. La única duda la genera el jeque qatarí Al Thani, representante del fondo International Media Group (IMG), quien ha sido señalado por el mayor proxy advisor del mundo, el estadounidense ISS, para que su candidatura no salga adelante.

El caso Lagardere

La situación de Amber en Prisa recuerda mucho a lo sucedido en el consejo de Lagardere hace solo un par de meses, cuando pretendió dar un giro a la gestión del grupo de medios — es propietario de Paris Match y de la editorial Salvat en España, entre otros—, donde posee un 18% de las acciones y un 14% de los derechos de voto.

Su plan se quedó solo en un intento. Había planteado cambiar hasta a ocho miembros del Consejo de Supervisión, pero el resultado de las votaciones de la junta de accionistas fue contrario a sus deseos: rechazo de entre el 57% y el 68% del capital a su propuesta.

Y es que el consejo de administración del grupo de medios, que también lleva años chocando con Amber, se había reforzado con la llegada de nuevos aliados e inversores en los últimos meses, como el magnate de los medios franceses Vincent Bollore y su grupo Vivendi.

Pese a la derrota, Amber no se rinde. «No tenemos planes de vender nuestra participación en Lagardere y e incluso no descartamos aumentarla», dijo el fondo a BFM Business TV.

Segundo asalto en Prisa tras derrotar a Cebrián

Casado, con tres hijos y casa en South Kensington, el elegante barrio inglés de Londres, Joseph Oughourlian ha dejado ya huella en Prisa tras más de un lustro como accionista.

Se enfrentó y venció nada más y nada menos que a Juan Luis Cebrián, fundador del periódico El País y una de las personas claves en que Monzón le sucediera al frente de grupo.

Su enfrentamiento pasó de ser un secreto a voces a ser público y notorio. El inversor, tas afirmar en 2017 que no iba a suscribir la ampliación de capital en Prisa si Cebrián seguía al frente, pasó al ataque en la junta de accionistas de ese año. 

«¿Darle a este señor la presidencia de El País? ¿Por qué?», se preguntaba abiertamente [ver vídeo]. «Hemos tratado de negociar con Juan Luis pero ha sido una salida complicada, ha puesto muchas condiciones y el comité ha llegado a la conclusión de que había que cesarle», resumió.

Quién es Amber Capital

Resulta curioso que el máximo accionista del periódico más leído en España sea un inversor internacional que apenas es conocido. Con 1.200 millones de euros en activos bajo gestión, Amber es un fondo activista al que se le conoce por intentar poner patas arriba las empresas en las que aterriza.

“Se enfoca en compañías mal administradas. Requiere pensamiento a largo plazo. Él no es hostil en principio. Pero cuando las discusiones resultan infructuosas, él puede atacar», explicaba al periódico francés Le Monde hace unas semanas Colette Neuville, presidenta de la Asociación para la Defensa de los Accionistas Minoritarios (ADAM), cuando hablaba de Oughourlian.

La principal fijación de este inversor, además de los medios de comunicación, es el sector de las telecomunicaciones, como así desgranó hace unos años en una entrevista en Estados Unidos con Bloomberg. Además de Prisa y Lagardere, actualmente mantiene inversiones en Suez y Mediaset, donde, con el objetivo de sacar rentabilidad en el menor tiempo posible, ha presentado planes alternativos a la hoja de ruta establecida por el consejo.

Pero a Amber no solo le gustan estos sectores; tiene una fijación con el deporte. Es accionista de tres clubes de fútbol: el Padova en Italia (Segunda División), el Millonarios en Colombia y el RC Lens en Francia (Ligue 1).

Es, en esencia, un fondo activista que trata de cesar a los máximos directivos de las compañías en las que aterriza y con los que no está de acuerdo. Su labor es similar a la de otros fondos similars, como Elliot Management, quien ha conseguido descabezar la cúpula de Telecom Italia y se ha atrevido incluso con Jack Dorsey, el consejero delegado de Twitter.

Amber articula la mayoría de sus inversiones desde países con baja tributación. Su inversión en Prisa, por ejemplo, se estructura en varias sociedades. Una es Oviedo Holdings, en la que tiene una tercera parte de todo su paquete accionarial y su domicilio social está en Luxemburgo, mientras que sus otros dos vehículos, Amber Active Investors Limited y Amber Global Opportunities, tienen su sede en Irlanda.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *