España necesitará tres legislaturas para controlar su endeudamiento


Madrid, 30 de junio de 2020
(12:23 CET)

El Banco de España sigue pidiendo un plan a largo plazo que dé vida a una hoja de ruta clara de reformas post pandemia en su informe anual correspondiente a 2019, publicado este martes. Sin visibilidad todavía sobre cuál será el golpe final del coronavirus en la economía española, la institución alerta de será importante contar con una hoja de ruta cuanto antes, que nos dé credibilidad de cara a los inversores (y a nuestros socios europeos)

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, ya ha instado en varias ocasiones (la última la semana pasada en la Comisión para la Reconstrucción) a que se impulse un pacto político que abarque varias legislaturas para combatir el fuerte endeudamiento que va a dejar la crisis en la economía española, y que tendrá que irse drenando. Al menos, necesitaría abarcar lo que queda de legislatura y otras dos más para, pactando una reducción de déficit en línea con la que impulsa Europa, el endeudamiento se situara por debajo de una vez la economía española.

“Una vez afianzada la recuperación, será necesario implementar un programa de consolidación fiscal para reconducir la dinámica de la ratio de deuda pública sobre el PIB: en ausencia de un esfuerzo fiscal, esta ratio se situaría, incluso en los mejores escenarios, por encima del 110% del PIB en 2030”, ha apuntado Óscar Arce, director general de Economía y Estadística durante la presentación del informe anual.

El Banco de España avanzó tres posibles escenarios económicos a principios de junio. En el más benévolo, la economía caería un 9% en 2020, aunque la institución ve más “realista”, que la recesión este año se acerque al nivel del 11,6%. 

Para Arce, tras este golpe, a España le puede costar una década reducir hasta el 100% del PIB su deuda. En concreto, calcula que, si se sigue el ritmo de ajuste del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, a un ritmo de reducción del déficit del 0,5%, la deuda regresaría caería por debajo del 100% del PIB en 2023. Esta reducción sería más eficiente si el esfuerzo fiscal va acompañado con medidas estructurales que aumenten el producto potencial de la economía.

Sin ninguna media, el endeudamiento se mantendría muy por encima del 100 por 100 del PIB en cualquiera de los dos escenarios previos. » En ambos escenarios se  produciría un aumento gradual de la ratio de deuda pública a lo largo de la década, hasta situarse, en 2030, en torno al 115% y al 125% del PIB en uno y otro caso», apunta en su informe anual.

Linstitución calcula que el potencial de crecimiento de la economía española -que estima en un 1,7%- podría verse mermada por algunos efectos perdurables del golpe económico que ha provocado la Covid-19; por lo que el Banco de España insta a que se realicen reformas que puedan mejorar la capacidad de crecimiento de la economía española. Cree que las reformas estructurales que desde hace años se piden a España, son ahora más relevantes y urgentes.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *