la plantilla se agarra al convenio para afrontar el ERE


Barcelona, 02 de julio de 2020
(04:55 CET)

La dirección de Abertis se reúne este jueves con los representantes de la plantilla para empezar a negociar el nuevo expediente de regulación de empleo en Acesa, Invicat y Autopistas, el tercer ERE del grupo en algo más de medio año. Pero antes del expediente, ambas partes se han visto ya esta semana para hablar del convenio, una asignatura pendiente pre-coronavirus, y los sindicatos han optado por agarrarse al convenio afrontar en mejores condiciones los despidos masivos.

El convenio colectivo de la plantilla de autopistas de Abertis venció el martes pasado, 30 de junio. En otoño de 2019, los sindicatos CCOO, UGT y USO denunciaron el convenio para empezar a negociar su renovación, algo habitual cuando quedan unos meses para su caducidad. Pero el ERE en Aumar, llevado a cabo a finales de 2019, frenó las reuniones.

En enero se retomaron pero otro plan de despidos, en Acesa, Invicat y Aucat, tres de las concesionarias del grupo que dirige José Aljaro, también desviaron el foco de atención. Justo después de firmarlo, cuando se podían focalizar en el convenio, llegó la pandemia de coronavirus y el decreto de estado de alarma, que lo paró todo.

Abertis y su plantilla tienen que negociar simultaneamente, otra vez, un ERE y el nuevo convenio

La nueva normalidad ha cogido a la empresa participada por Atlantia, ACS y Hochtief a pocos días del vencimiento de las condiciones de su plantilla de autopistas, por lo que este lunes 29 de junio volvieron a reunirse ambas partes, representantes de la dirección y del comité de empresa, para abordar la negociación colectiva.

Con un ERE recién anunciado, ninguna de las partes iba a proponer un nuevo convenio sino que se trató de una reunión de choque en la que empresa y sindicatos marcaron su estrategia de cara a los próximos meses, en los que lo más importante es el tercer expediente de regulación en seis meses. La de los representantes de la plantilla pasa por agarrarse al viejo convenio para que les proteja en el ERE.

Los tres sindicatos, que a menudo han chocado en sus posiciones, fueron esta vez a una y solicitaron al tribunal laboral que la vigencia del convenio no decaiga ya sino que se prorrogue estos 100 días de estado de alarma durante los que la mesa no pudo reunirse para pactar un nuevo acuerdo marco de las relaciones laborales. Es decir, borrar los meses de parón por el coronavirus. La empresa no aceptó.

El convenio protege a la plantilla de Abertis

La demanda tiene un objetivo: poder de negociación en el ERE. El convenio caducado protegía a la plantilla. A priori no permitía despidos colectivos si no era por causas de fuerza mayor –el fin de las concesiones lo es, se supone– y si se producían, garantizaba a los trabajadores afectados la indemnización máxima, de 33 días por año trabajado y 45 días para el periodo anterior a la reforma laboral de 2012. Si se alarga estos 100 días, les protegerá durante el próximo expediente.

Sin el escudo del convenio, los representantes sindicales temen que la oferta de Abertis en el ERE sea inferior tanto en cuanto a la indemnización como con respecto a las obligaciones sociales. Este será uno de los puntos de la negociación que arranca este jueves pero, en cualquier caso, la desaparición de esas condiciones obligatorias resta poder negociador a los sindicatos.

Que termine un convenio no significa que los empleados pierdan todas las condiciones laborales. De hecho, mantienen la mayoría individualmente, como el salario y las vacaciones, pero no cuentan con algunos blindajes tanto colectivos –por ejemplo, subidas salariales– como individuales –por ejemplo, no puede bajarse el sueldo base pero sí complementos, que en algunas empresas es una parte importante de la nómina–.

Como adelantó Economía Digital, Abertis anunció la semana pasada la presentación de un ERE en Acesa e Invicat, dos concesionarias cuyos contratos vencen en 2021 y no serán renovados y que ya vivieron despidos en marzo, y Abertis Autopistas de España, por lo que este expediente tocará también servicios centrales. En el ERE de marzo salieron 142 empleados de la empresa, mientras que en el de enero en Aumar, la empresa echó a 136 trabajadores por el fin de la concesión.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *