Tercer grado para presos del 1-O ocho meses después de la sentencia


Barcelona, 02 de julio de 2020
(11:50 CET)

Las juntas de tratamiento de las cárceles de Cataluña en las que están los presos del procés han confirmado este jueves que concederán el tercer grado a los responsables del 1-O condenados por sedición. Con esta clasificación, Oriol Junqueras y los demás presos del 1-O —que desde enero pasado están en el segundo grado— obtendrán la semilibertad y tendrán vía libre para salir todos los días de prisión y para gozar de más privilegios que los actuales.

Queda pendiente de confirmarse el visto bueno de la secretaría de medidas penales del departamento de Justicia de la Generalitat, aunque no se prevé que rechace el posicionamiento de las juntas de tratamiento, puesto que ha respetado todas sus decisiones hasta ahora. Una vez avalada la decisión por la consellería —que está en manos de ERC— la fiscalía podría recurrir primero ante un juzgado de vigilancia penitenciaria y después ante el Tribunal Supremo.

Con la semilibertad, el exvicepresidente catalán Junqueras, así como los exconsejeros Dolors Bassa, Raül Romeva, Josep Rull, Joaquim Forn y Jordi Turull, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, y los activistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart podrán salir de la cárcel a trabajar o hacer voluntariado todos los días de la semana y no solo entre lunes y viernes como ahora. También es posible que no se vean obligados a dormir en el centro penitenciario.

El tercer grado amplía a 48 días al año el permiso de los presos y les permite dormir en sus casas los fines de semana. Cada caso se revisa individualmente y los beneficios varían entre un recluso y otro dependiendo de una serie de factores tomados en cuenta por las juntas de tratamiento. Este jueves, el secretario de medidas penales del departamento de Justicia, Amand Calderó, ha asegurado que «cada revisión de una clasificación pasa por una treintena de funcionarios».

Estos funcionarios penitenciarios «no responden a ninguna causa política» y «las decisiones de las juntas de tratamiento de las personas no obedecen a ninguna consigna política», ha añadido Calderó al presentar el informe sobre el tercer grado. Y ha reivindicado que «las juntas de tratamiento merecen el mismo respeto ahora que hace medio año» porque están compuestas por «funcionarios independientes».

Noticia en ampliación.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *