¿La horchata de Mercadona es valenciana? Los clientes tienen dudas


03 de julio de 2020
(14:25 CET)

Mercadona siembra la polémica al vender horchata de chufa sin denominación de origen. La compañía de Juan Roig, nacida y cuya centralita está situada en la Comunidad Valenciana, ha generado cierto malestar en algunos clientes que ponen en tela de juicio la valencianía de la horchata de la firma catalana. 

Un usuario ha sembrado la duda en Internet a través de una interpelación: «¿Para cuándo en vuestra horchata el sello distintivo de la ‘Denominación de origen’?». El usuario que la compañía clarifique si verdaderamente Mercadona apuesta por la valencianía para hacer la horchata. 

«Como te comentamos, el motivo por el que no hacemos referencia a la Denominación de Origen es debido a que hace años trabajamos con agricultores de Alboraya y pueblos de la zona donde procede la chufa con la que se elabora esta horchata Hacendado», le ha replicado la cuenta oficial de Mercadona.

El cliente quedó insatisfecho con la respuesta de Mercadona: «¿Pero sería malo poner el distintivo de la Denominación de origen? Yo creo que sería un tanto a vuestro favor, muchos supermercados lo hacen sin ser españoñes». El usurario le ha afeado que «qué mejor que vosotros» para defender la valencianidad de la horchata. 

El community le ha asegurado que ha llegado a «hemos hecho llegar tu interés a los responsables para que sean conocedores«. La empresa sale así del paso ante las críticas a su horchata Hacendado, sin denominación de origen que certifique su origen valenciano. 

Otros problemas de Mercadona: Las mascarillas defectuosas

Este no es el único problema al que se ha enfrentado Mercadona esta semana. Las redes han implosionado ante las mascarillas defectuosas Deliplus, más baratas que el precio oficial de farmacia –solo 60 céntimos– aunque muchas de ellas estaban rotas yo venían con defecto de fábrica

Algunos clientes de Mercadona criticaron en las redes sociales que las mascarillas a veces se rompen e incluso después de comprarla, al abrirlas, han descubierto que eran defectuosas. Concretamente, que les faltaba alguna de las gomas para sujetarla detrás de las orejas.

Un usuario de Twitter le echó humor y se lamentó de haber comprado en realidad lo que denomina el “modelo Van Gogh”, pues solo se podía sujetar en una oreja. Otro usuario ha bautizado las mascarillas que compró como “el modelo sorpresa”, es decir que al ponérsela, se suela la goma, que impacta directamente en la cara. Asegura haberse encontrado tres en un solo paquete de diez.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *