La plantilla de RTVE inicia una campaña interna contra Enric Hernández


Barcelona, 05 de julio de 2020
(04:55 CET)

De mal en peor. El jefe de informativos y actualidad de RTVE, Enric Hernández, se estrenó en el cargo el pasado en septiembre de 2019 con un referéndum interno de la plantilla que dejó en evidencia el rechazo a su designación (solo 95 de los 3.200 profesionales de la cadena llamados a votar aprobaron su nombramiento). Casi un año después, Hernández tendrá que encajar un nuevo revés interno, cuyas proporciones se conocerán este lunes, puesto que la plantilla ha organizado este fin de semana una recogida de firmas para protestar contra las destituciones y renuncias ocurridas esta semana en RTVE.

La campaña consiste en una recogida de firmas de los trabajadores de RTVE con el propósito de adherirse al manifiesto de los directores de los centros territoriales de la corporación pública «contra las imposiciones fundamentadas en criterios no profesionales y que han terminado con los ceses y dimisiones que ya conocemos».

La lista de caídos comienza a ser larga, puesto que incluye los ceses de la directora de RNE, Paloma Zuriaga, y del jefe de informativos de RNE, Raúl Heitzmann, así como las dimisiones del director de Radio 5, Fernando Martín —adelantada por Economía Digital— y de la directora y subdirectora de centros territoriales de RTVE, Cristina Ortiz y Alejandra Martínez.

El episodio de La Plaza de esta semana analiza la crisis interna de RTVE

Las maniobras llevadas a cabo por Hernández para remodelar la cúpula de mandos de RTVE son atribuidas por fuentes de la cadena al intento de Moncloa por dominar todos los puestos estratégicos de la TVE y RNE, y no únicamente la alta jerarquía. Y todo ello en lucha contra Podemos, que había logrado mantener hasta ahora a varios afines en responsabilidades destacadas.

La recogida de firmas a través de vía telemática se cierra este lunes a las 11.00 horas y no solo servirá para expresar una vez más el rechazo al tándem (no muy bien avenido) que forman Hernández con la administradora provisional única de RTVE, Rosa María Mateo, sino que también intenta poner freno a los ceses y nombramientos previstos en los próximos días.

Rosa María Mateo se sabe amortizada y dentro de pocos meses será relevada de una u otra forma, con concurso o sin él. El problema de esta recogida de firmas es más grave para Hernández, a quien solo le queda el aval de Moncloa, es decir, el del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de su jefe de gabinete, Iván Redondo.

Fuentes de la cadena dan por hecho que, pese al desgaste, Hernández seguirá en su cargo de jefe de informativos y actualidad puesto que todavía tiene encargos de Moncloa por llevar a cabo.

¿Qué dicen los sindicatos?

Las luchas intestinas de RTVE, por tanto, solo harán que recrudecerse. El sindical, por ejemplo, es uno de los grandes campos de batalla en RTVE y las pasadas elecciones de febrero marcaron un punto de inflexión al repetir la UGT –próxima al PSOE– como primera fuerza con 58 delegados obtenidos frente a los 39 de CCOO, que en los últimos años ha sido cada vez más afín a las teorías de Unidas Podemos. El Sindicato Independiente –que hace tándem con la UGT– consiguió 37 delegados, la CGT 11, USO 12 y SPIB 1.

CCOO y UGT también libran a su escala una guerra por el control de la corporación, y varios de los ceses materializados por Hernández deben interpretarse como una ofensiva hacia CC.OO, que constata un pulso del PSOE y de Unidas Podemos y que está convencida de que se intenta restar méritos a los morados en los informativos. La UGT no ha respondido a estas acusaciones.

Otro sindicato de TVE, USO, cree que cuando alguien reclama las cosas que ha reclamado CCOO «es porque le están tocando a su gente», según declaraciones a Economía Digital del secretario general del sindicato, José Carlos López, que señala que nada de esto «sale nunca de forma espontánea». USO también pide el cese de Hernández y afirma que «no nos gusta en absoluto» la serie de ceses y nombramientos de esta semana.

El sindicato teme que todos estos cambios en las direcciones territoriales y en RNE pueden «condicionar» a un nuevo consejo de administración que, a parecer de López, podría elegirse en el mes de octubre. Ello, porque si llegase un nuevo consejo en cuatro meses, los cargos nombrados esta semana habrían tenido un margen mínimo para comprobar su valía profesional y no habría criterios válidos para cesarlos en tan poco tiempo.

Hernández «está pilotando RTVE al menos desde las sombras», dice el secretario de USO, que espera que la campaña contra el director de informativos surta efecto y que no se produzcan más ceses en las próximas semanas, porque «después de todo el revuelo tendrían que tener mucho cuidado», dado que «la plantilla está bastante sensibilizada».

En su última nota, CCOO-CRTVE afirmó que el objetivo de todos los movimientos de Hernández es «lastrar las posibilidades de futuro de la corporación». Según el sindicato, el plan del director pasa por dejar «duramente afectado» el prestigio de la empresa. «El futuro de RTVE no puede estar en peores manos», añaden, explicando que Hernández se opone al concurso público para elegir consejo de administración y, por ello, está haciendo todo lo posible para dificultar el trabajo de la próxima cúpula.

CCOO también critica que UGT y el SI no se hayan pronunciado aún sobre los ceses y dimisiones de esta semana.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *