El VIH sí existe y no hay ninguna evidencia científica de que el virus del sida fuera creado por humanos

Nos habéis preguntado por diferentes publicaciones en las que se afirma que el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) no existe y ha sido creado por humanos. El virus sí que existe y las evidencias científicas indican que el origen del VIH fue la mutación de un virus similar que afectaba a otras especies animales. Os contamos lo que sabemos al respecto. 

El virus del VIH existe

Los «negacionistas» del virus del VIH proponen que este este virus no existe o que sí, pero no causa sida. Sin embargo, como os contamos aquí, desde hace décadas el consenso científico es que el HIV es el causante del sida.

Este movimiento negacionista es muy peligroso, ya que ha causado que personas decidieran dejar el tratamiento. Según algunos estudios, podría haber llevado a más de 300.000 muertes en Sudáfrica por la influencia de este mito en las decisiones del gobierno.

El origen del VIH fue la mutación de un virus similar que afectaba a otras especies animales, según las evidencias científicas

Los negacionistas sugieren que el VIH ha sido creado por humanos. Por ejemplo, hy quienes indican que los artífices han sido científicos de la CIA o de laboratorios estadounidenses, tal y como os contamos aquí.

Según algunas publicaciones de internet, el supuesto objetivo habría sido exterminar a los enemigos de Estados Unidos. También mencionan, sin argumentos que lo sostengan ni enlaces a fuentes externas, que al probar sus efectos en poblaciones de África y Haití, sus creadores perdieron el control del virus, iniciando así la propagación a gran escala de la enfermedad.

Sin embargo, estas teorías conspiranoicas nunca se han demostrado. Las evidencias científicas apuntan a que el origen del VIH fue la mutación de un virus similar (virus de inmunodeficiencia en simios, SIV por sus siglas en inglés) que afectaba a otras especies animales, es decir, de un proceso de zoonosis (infección que supera la barrera entre especies para saltar al ser humano). 

De hecho, un estudio publicado en la revista Science en 2016 confirmó el origen concreto de uno de los tipos de virus de inmunodeficiencia humana, el VIH-1 y de su propagación. Según explica este artículo de la Agencia Sinc, los investigadores probaron que la pandemia de esta variante se originó a principios de 1920 en Kinsasa, actual capital de la República Democrática del Congo, y se expandió por el resto del mundo a partir de los años 60 (sin la mediación de experimento científico maligno alguno).

Primera publicación: 7 de julio 2020.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *