promociona este polémico producto y le llueven las críticas


Barcelona, 07 de julio de 2020
(14:16 CET)

Mercadona ha vuelto a ser el centro de la polémica en redes sociales por un producto polémico y poco respetuoso con el medio ambiente. La tormenta ha sido movida, puesto que varios clientes han puesto en cuestión el compromiso ecológico de la firma valenciana: «No les compres». 

En concreto, se trata de las toallitas multiusos no-desechables en el inodoro. Este producto está pensado para varios usos: limpieza de manos, desinfección de superficies u otras acciones que requieran un paño húmedo de estas caracteristicas. 

«Cuando salgas de casa lleva contigo nuestras toallitas multiusos limpieza higiénica. Caben en cualquier bolso y podrás limpiar objetos y superficies antes de utilizarlos», ha explicado la firma de Juan Roig a través de su cuenta oficial de Twitter. 

«Hay que mirar por el plantea»

La reacción de los clientes ha sido muy dura. «¡Todo lo que has ganado en la cuarentena inviértelo en I+D y crea productos no-contaminantes y ecológicos!», afeaba una usuaria. Eso sí, no ha sido la única: «Todo muy limpio excepto los residuos plásticos que ustedes generan y no gestionan adecuadamente…». 

No han sido los únicos: «No gracias, intento cuidar el medio ambiente, no como vosotros». «¡Estas toallitas son una pesadilla ecológica!», recriminaba otro cliente. Otros usuarios han propuesto otras alternativas al uso de estos productos higiénicos: «No compro en Mercadona y no uso toallitas. Agua y jabón que hay que mirar por el planeta». 

Otro drama de Mercadona: las toallitas Deliplus

Este no ha sido el único producto en Mercadona que ha generado polémica, también lo han hecho las mascarillas desechables de tipo quirúrgico que cuestan 60 céntimos, más baratas que el precio oficial impuesto por el Gobierno de 0,96 euros

Algunos clientes de Mercadona critican a través de las redes sociales que las mascarillas a veces se rompen e incluso después de comprarla, al abrirlas, hay algunas que son defectuosas. Concretamente, que les faltaba alguna de las gomas para sujetarla detrás de las orejas.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *