Cuando el rey Juan Carlos I daba lecciones sobre ética y corrupción

En 2011, cuando España estaba indignada con las informaciones que se publicaban sobre su yerno, Iñaki Urdangarin, Juan Carlos I, en uno de sus tradicionales discurso de Navidad,  mostraba su preocupación por el comportamiento de las personas con responsabilidades públicas a las que exigía ejemplaridad.

El rey emérito aseguraba entonces que no se podían aceptar las conductas irregulares y que era normal que la sociedad reaccionara contra ellas.

En 2011, en uno de sus tradicionales discurso de Navidad, Juan Carlos I decía a los españoles que la justicia es igual para todos.

Y no era un mensaje nuevo. Ya lo había dicho en 1994. Ese año, Juan Carlos I, en otra Navidad, recordaba a los españoles que la ley era igual para todos, hombres y mujeres, tanto si ejercían actividades privadas como públicas.

Y un año después, en 1995, anunciaba que la corrupción no iba a prevalecer en la democracia española.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *