Tipos bajos, renta variable y diversificación marcarán las inversiones


Madrid, 08 de julio de 2020
(15:59 CET)

Superado el punto álgido de la pandemia ocasionada por el Covid-19 y con una normalidad diferente y de distancia, bolsas y valores deberán afrontar un panorama marcado por las secuelas de la crisis sanitaria, la incertidumbre ante posibles rebrotes y la agitada situación geopolítica.

Se abre, por tanto, un panorama en el que “los estímulos son condición necesaria pero no suficiente y los gobiernos deben actuar con medidas estructurales que mejoren la eficiencia de la economía pero que conllevan un coste social”, así lo afirmó Enrique Marazuela, CIO de Banca Privada de BBVA y presidente de CFA Spain, durante la edición extraordinaria del Foro CIO 2020 organizado por la revista INVERSIÓN con el patrocinio de Aberdeen Standard Investments.

Así la política monetaria vendrá determinada por la pervivencia -como poco hasta 2022- de “tipos de interés muy bajos”, explicaron tanto Álvaro Galiñanes, CIO de Santander Private Banking Gestión, como Silvia García-Castaño, CIO de BNP Paribas Gestión de Inversiones que también participaron en el encuentro.  

Esta situación va emparejada a rentabilidades bajo mínimos ante las que los tres CIO apuntaron a la renta variable como una opción “atractiva en el largo plazo”.

Cartera global

No poner todos los huevos en la misma cesta fue otra de las recomendaciones que generaron consenso en la mesa de debate. “La cartera debe ser global y diversificada”, señaló Marazuela. Esto “añade valor tanto en el pasivo como en los activos”, añadió. 

No obstante, a la hora de elegir los valores hay que saber “cuánto picante queremos y cómo dormimos por la noche”, matizó García-Castaño. Es decir, el inversor debe tener en cuenta sus metas, objetivos y perfil dada la, en palabras de Galiñanes, “volatilidad de un mercado trufado de incertidumbres”.

Entre ellas la guerra comercial abierta entre los Estados Unidos y China, la culminación del brexit, las tensiones bajo el marco de la Unión Europea por el fondo de reconstrucción y el resultado de las elecciones estadounidenses de diciembre, son algunos de las placas tectónicas en movimiento. “Hay que invertir con racionalidad y pensamiento a largo plazo”, concluyó.

Renta fija, bonos corporativos y tasa de quiebra

En el ámbito de la renta fija, Álvaro Antón, country head Iberia de Aberdeen Standard Investments, que moderó el evento, apostó por el investment grade (especialmente el europeo) como la opción con mejor ratio riesgo/rentabilidad. Aunque, tal y como apostilló, el CIO de Santander no registrarán altas rentabilidades.

Marazuela, de BBVA, destacó el papel que jugarán los bonos corporativos en el ecosistema inversor posCovid. “Son nuestro activo estrella”. Asimismo, señaló que “estamos en un momento de represión financiera en el que la banca debe proteger la capacidad adquisitiva de sus clientes por el incremento de la inflación”.

Por su parte, la CIO de BNP Paribas, quiso destacar que “aunque la deuda de compañías va a resultar ganadora” de la crisis frente a productos como los bonos del Estado, hay que tener presente “los posibles problemas de liquidez” y la desigual recuperación en función de los sectores. De hecho, señaló que en su cartera “hemos detectado un 6% de compañías no viables. A medio plazo, hemos de esperar un aumento de las tasas de quiebra”.

La Unión Europea como solución

Federico Steinberg, investigador principal del Real Instituto Elcano, que intervino al inicio del encuentro detalló la situación geopolítica posCovid que jugará un importante papel en la evolución de los mercados.

Steinberg se mostró optimista de cara a las posibilidades de alcanzar un acuerdo sobre el Fondo de Recuperación Europeo que, además, se acompaña del presupuesto plurianual de la UE. “La Unión Europea es parte de la solución y no del problema”, aseguró.

Steinberg explicó que el Fondo de Recuperación permitirá la emisión de grandes cantidades de deuda pública comunitaria y se invierta en proyectos europeos. Ahora bien, “¿sabrán países como España sacarle partido?”, cuestionó. A este respecto, insistió en que “los fondos deben llevar a que la convergencia entre los países del norte y del sur vaya a más”.

Menos esperanzas depositó en el acuerdo entre la UE y Reino Unido sobre el brexit. “Puede que se alcance un acuerdo que será tan de mínimos que sólo se aplique a los aranceles y no resolverá el principal problema que es el comercio de servicios que hay entre ambas regiones”. Y apunto la idea de que Boris Johnson ha empleado la crisis para reforzar la posición más dura del brexit.

Por otra parte, en relación a la guerra comercial entre China y los EEUU y el papel de la Unión Europea como campo de batalla por el 5G entre estas dos potencias destacó que “Europa tiene que conseguir no serlo. Tenemos que ser parte de los comensales y no del menú. Europa debe aumentar la autonomía estratégica -en materia de digitalización- y no estar siempre sometida a chantajes de China o los EEUU”.

De cara a las elecciones de los EEUU, advirtió de un incremento de las políticas proteccionistas tanto si gana Trump como Biden. “Debemos olvidarnos del espíritu cooperativo y no estar pensando en que queremos que vuelva el amigo americano de los años 60 y 70 del siglo pasado”, concluyó.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *