les acusa que querer trabajar como en el siglo XIX


Barcelona, 09 de julio de 2020
(20:40 CET)

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha vuelto a protagonizar un nuevo encontronazo con la patronal tras meses tensos y con varios desencuentros por la gestión del coronavius. Esta vez, la ministra de Podemos ha acusado a la CEOE de establecer «relaciones laborales y empresariales del siglo XIX» en la regulación del teletrabajo.

La principal patronal española había considerado que el borrador de la ley de teletrabajo era «desequilibrado, de enfoque errático, apartado de la realidad del tejido productivo», la ministra ha criticado que la patronal quiera equipararlo a lo vivido en la pandemia, es decir, que sea «una manera de ahorrar costes empresariales o de precarizar el empleo».

«Esto que propone la CEOE no es nada moderno, no es propio del siglo XXI, sino que lo que pretende parece que son relaciones laborales y empresariales del siglo XIX», ha lanzado Yolanda Díaz en una entrevista en Cuatro donde se le ha preguntado sobre esta medida. 

Pide acuerdos a la patronal

Pese a las duras acusaciones de Díaz, la ministra ha confinado en encontrar un acuerdo con la patronal a través de su participación en la mesa del diálogo social con el objetivo de mejorar el anteproyecto de ley de regulación del teletrabajo: «No quiere un modelo de relaciones precarias y sin derechos». 

El proyecto de ley que prepara Díaz prevé que el teletrabajo sea voluntario y que las empresas costeen los medios necesarios para desarrollarlo. La CEOE se ha mostrado muy reacia a aceptar las reformas, mientras que el Gobierno les ha afeado «solo miren para los gastos». 

Rey emérito y ERTEs

Con respecto a la polémica del rey emérito, la ministra ha considerado que «la corrupción no es tolerable en ninguna casa» por lo que le ha pedido que dé «un paso a un lado y sea ejemplar en la vida pública», ya que ahora mismo no es «un ejemplo a seguir».

No es la primera vez que el Gobierno tiene problemas con el ministerio de Trabajo. La CEOE ha tenido una posición muy dura en el tema de los ERTE, puesto que la patronal –en alianza con los sindicatos– pedían que los de fuerza mayor se pudieran prorrogar hasta el 30 de septiembre ante los estragos que había causado la crisis del coronavirus en España.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *