Las afirmaciones falsas o sin pruebas de la imagen que pide que no te pongas la mascarilla

Nos habéis preguntado por una imagen que circula por Facebook y atribuyendo al uso de mascarillas consecuencias que ya hemos desmentido en Maldita.es, como que hacen que respiremos los residuos de nuestro propio cuerpo, que favorecen el cáncer, que causa hipoxia o que intoxica la sangre. Os recordamos lo que sabemos al respecto.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

No, usar mascarilla no causa hipoxia

Si hay un rumor por excelencia en relación al uso de mascarillas desde prácticamente el comienzo de la crisis sanitaria por coronavirus, ese es que usarla, no solo entorpece la respiración, sino que puede causar un exceso o carencia de determinados gases en nuestra sangre. Este es el origen de una de las consecuencias que, según la imagen, causa el utilizarla: la hipoxia, o disminución de oxígeno en sangre. Hemos explicado esto anteriormente, aquí, por ejemplo.

«El uso de mascarillas no produce hipoxia», aseguraba en ese mismo artículo María Elisa Calle, experta en epidemiología y salud pública y profesora de la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Las mascarillas, según explica, no son estancas: entra aire por los laterales y la parte superior y con ese aire entra el oxígeno y se elimina el dióxido de carbono. Y no solo eso, sino que los tejidos de los que están hechas dejan pasar el gas, en este caso, el oxígeno.

Calle añadía, por otro lado, que si fuera cierto que utilizar mascarilla redujese hasta tal punto la concentración de oxígeno en sangre, los cirujanos que intervienen durante varias horas estarían muertos, no solo cansados.

La mascarilla no hace que respiremos CO2 ni residuos que el cuerpo expulsa durante horas

Como ya comentábamos aquí, la mascarilla tampoco hace que volvamos a inhalar el dióxido de carbono (de nuevo, recordamos que no es estanca), ni que este aumente su concentración en nuestra sangre al entrar de nuevo en nuestros pulmones.

Utilizar mascarilla no intoxica la sangre ni las células

Al no ocasionar un exceso de dióxido de carbono en sangre o hipercapnia, ya que no volvemos a respirarlo una y otra vez, el uso de mascarilla no hace ni que nuestra sangre ni que las células de todo nuestro cuerpo se intoxiquen, como dice la imagen.

Usarla tampoco favorece el cáncer

Otra de las afirmaciones que hace la imagen es que la mascarilla «favorece el cáncer al acidificar el cuerpo enormemente». Pero no, para personas sanas ni hay ningún problema en usarla ni se acidifica el cuerpo.

Es cierto que, en un paciente que realmente sufre hipercapnia, este exceso de CO2 podría ocasionar acidosis respiratoria (pH arterial superior a 7,30), una afección que ocurre cuando los pulmones no pueden eliminar todo este gas que produce el cuerpo. Se llama así porque hace que los líquidos del cuerpo, especialmente la sangre, se vuelvan demasiado ácidos, como indica este artículo de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Olga Mediano, coordinadora de área de ventilación mecánica y cuidados respiratorios críticos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) explicaba aquí a Maldita Ciencia que, para llegar a sufrir una acidosis respiratoria, un paciente con una enfermedad respiratoria importante o con insuficiencia respiratoria crónica tendría que llevar la mascarilla de forma muy prolongada o realizar mientras tanto un esfuerzo muy importante. Además, señala que el riesgo no es tanto la posibilidad de la acidosis, sino que se produzca una disnea o fatiga.

Entre las posibles complicaciones de la acidosis respiratoria se podría dar un mal funcionamiento de determinados órganos, insuficiencia respiratoria o un shock, según los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU (NIH, por sus siglas en inglés) pero no hay evidencia alguna de que esté relacionada con el riesgo de desarrollar un ningún tipo de cáncer.

Primera fecha de publicación: 10 de julio de 2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *