Las reuniones familiares provocan 4 de cada 10 contagios en España


Barcelona, 11 de julio de 2020
(11:20 CET)

En medio de la pandemia del coronavirus, es esencial conocer los orígenes de los contagios y de los brotes con tal de poder rastrear los contactos y parar la transmisión. Tras varias semanas de nueva normalidad, los estudios ya entrevén dónde se expanden gran parte de ellos.

El marco de la familia propicia los contagios, sin embargo, es complicado saber de dónde se contagia la primera persona. “Podría ser en oficinas, espacios cerrados, reuniones con amigos, entre otros”, apunta Jesús Molina Cabrillana, miembro de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph) al periódico El País. De hecho, según el experto, prácticamente nunca se llega a saber cuál es el origen del caso índice que inicia los contagios entre familias.

Además, Sanidad no detalla dónde están los brotes activos ni cuántos casos positivos tiene cada uno. Ahora, la transparencia sobre la situación del virus está en manos de cada autonomía y la mayoría no ofrecen estos datos de forma sistemática. El ministerio define un brote como “cualquier agrupación de tres o más casos confirmados o probables con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico”. Los brotes dejan de estar activos cuando pasan 14 días desde el último positivo.

118 nuevos focos de contagio desde la desescalada

El trabajo de rastreo suele limitarse a los contactos de una persona contagiada, pero no se profundiza en los datos de la encuesta epidemiológica. Esta incluye teóricamente todos los lugares donde estuvo esa persona una semana o 10 días antes de empezar a notar síntomas, entre otros aspectos.

Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) explica que esto ocurre porque se requiere una gran cantidad de profesionales que España ahora mismo no tiene. “No hay capacidad para hacer análisis exhaustivos”, asegura Hernández.

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) que dirige Fernando Simón centraliza los datos de todos los brotes que se producen, pero no hace el análisis concreto. El Instituto de Salud Carlos III solía hacer unos informes basados en los casos notificados a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica y ofrecía características demográficas, clínicas y epidemiológicas de miles de casos, pero ha dejado de publicarlos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró en una entrevista en Catalunya Radio el pasado miércoles que se han registrado 118 nuevos focos de contagio desde la desescalada.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *