Por qué esta gráfica que compara los casos confirmados de COVID-19 en marzo y julio no indica que el coronavirus avance en España al mismo ritmo que antes del estado de alarma

Se ha viralizado una gráfica que compara la evolución de contagios confirmados de coronavirus en España del 5 al 11 de marzo y del 2 al 8 de julio. La curva de julio indica más casos diarios que en marzo, lo que llevó a titular a ABCEl coronavirus avanza en España con una curva similar a la de principios de marzo‘, artículo de donde proviene originalmente la gráfica. En redes sociales se usa esta gráfica para alertar del peligro de los rebrotes y una posible segunda ola del coronavirus este mes de julio. Más allá de la posibilidad o no de esa segunda ola, los expertos consultados por Maldita.es nos indican que no se pueden comparar ambas situaciones en esta gráfica. Os explicamos por qué.

Ahora se hacen PCR a todos los contactos de un caso positivo, no en marzo

Para María Elisa Calle, experta en epidemiología y salud pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, hay que tomar estos datos con cautela porque «actualmente se están realizando pruebas PCR a todos los contactos de un caso positivo, lo que no se hacía antes«.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Antes sólo hacían a algunos de los que tenían síntomas, ahora también a asintomáticos

Calle añade a Maldita.es que entre un 60 y un 70% de los infectados detectados por PCR son asintomáticos y antes sólo se hacían PCR a los que presentaban síntomas «y de ellos sólo a algunos y no a los contactos». Por todo esto, la epidemióloga no considera «adecuado que se compare como si todo se hubiera hecho igual». Señala lo mismo a Maldita.es Pedro Gullón, miembro de la Junta de la Sociedad Española de Epidemiología: «en marzo ni siquiera se hacía test a todo sospechoso, ya ni te digo en el seguimiento de contactos que ahora sí se hace«.

«Actualmente se diagnostica todos o casi todos los casos y por eso hay muchos casos leves y asintomáticos«, coincide Jesús Molina Cabrillana, jefe del servicio de Medicina Preventiva del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria y secretario de la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene. Molina destaca que «la vigilancia está muy reforzada y los casos están muy ligados a brotes concretos. Por ahora esto no es nada comparable a lo de marzo-abril», concluye Jesús Molina.

En resumen, los contagios de marzo fueron muy infraestimados porque no se hacían PCR masivas. En cambio, ahora «al hacerse pruebas poblacionales en algunos lugares y sobre todo al hacer PCR a los contactos de un caso, sintomático o no, lógicamente las cifras son mayores«, aclara Calle.

Por lo tanto, los casos de COVID-19 que se detectaron en marzo suponen un porcentaje menor respecto al total de personas infectadas en comparación con julio debido a que entonces no se hacía rastreo de contactos ni se hacían pruebas a todos los casos sintomáticos y a ninguno asintomático. Esto supone que en realidad en marzo había más transmisión del coronavirus que en julio pero no se detectaban con la precisión de ahora.

Crecimiento exponencial en marzo, constante en julio

Pese a que la gráfica da una apariencia de un crecimiento mayor en julio que en marzo, si observamos todos los casos diarios por PCR se observa cómo en marzo el crecimiento era exponencial pero en julio los casos diarios están estabilizados, según los datos del Ministerio de Sanidad a 8 de julio.

Casos diarios de COVID-19en España a 8 de julio de 2020. Fuente: Ministerio de Sanidad.

Hay que mantener las medidas para evitar una nueva ola del coronavirus

Pero aunque se rastreen los contactos de los brotes y se hagan más pruebas PCR, esto no significa que haya que bajar la guardia. María Elisa Calle deja claro que es posible que haya una nueva oleada por lo que igualmente hay que actuar con prudencia y seguir las normas de precaución, evitar las aglomeraciones y los espacios cerrados con otras personas, lavarse bien las manos, desinfectar superficies y utilizar mascarillas.

Pedro Gullón añade que «sin necesidad de comparar con marzo, un aumento de casos hay que vigilarlo estrechamente, ver dónde se produce y en qué circunstancias«.

Primera fecha de publicación de este artículo: 10/07/2020

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *