El auge de las plataformas elevadoras: cómo elegir la más adecuada para cada necesidad

..   El auge de las plataformas elevadoras: cómo elegir la más adecuada para cada necesidad. Todo hace prever que la demanda de plataformas elevadoras en España va a crecer considerablemente en lo que queda

..


[Img #100761]

 

El auge de las plataformas elevadoras: cómo elegir la más adecuada para cada necesidad. Todo hace prever que la demanda de plataformas elevadoras en España va a crecer considerablemente en lo que queda del año 2020, si la pandemia del COVID-19 lo permite, y a lo largo de 2021 y 2022. Esta demanda ya venía aumentando en los años anteriores, desde 2018, sobre todo debido a las ayudas de las administraciones locales, autonómicas y General del Estado para las obras de rehabilitación de edificios y viviendas.

 

Pero las plataformas elevadoras conforman una familia de máquinas para elevación, soporte y transporte que abarca muchos más usos que los propios de una obra del sector de la construcción. Otros factores e iniciativas legales, como los relativos a la movilidad y a la accesibilidad para salvar barreras arquitectónicas, también influyen en su utilización creciente.

 

Asimismo, son máquinas muy utilizadas para trabajos de mantenimiento forestal o de jardinería.

 

Tipos de plataformas elevadoras

 

Hay plataformas elevadoras “de pluma”, “de tijera”, “de horquilla”… Elevadoras “aéreas”, “de construcción”, para el “transporte vertical” entre distintos pisos, niveles o cubiertas de edificios… Para transportar a personas a diferentes alturas o para salvar escaleras, por ejemplo. Hay plataformas elevadoras fijadas en un punto desde el cual dan servicio y plataformas elevadoras móviles, montadas sobre vehículos o con ruedas.

 

Las plataformas “de pluma”, articuladas, o elevadores de nudillos son brazos mecánicos montados sobre plataformas giratorias, que permiten realizar una rotación de trescientos sesenta grados (una circunferencia completa sobre su base). Los brazos están compuestos de múltiples articulaciones que les permiten doblarse. Son utilizadas, fundamentalmente, para tareas tales como las reparaciones eléctricas o de tuberías, limpieza y mantenimiento exterior.

 

Las plataformas elevadoras “aéreas”, “de atrio”, o elevadores “de araña”, son elevadoras articuladas muy estrechas y livianas, que van montadas en cuatro «patas» para proporcionar la máxima elevación en un área interior pequeña.

 

Las plataformas “telescópicas de pluma” se componen de un brazo extensible que puede moverse a diferentes alturas. A diferencia del brazo articulado, la plataforma telescópica tiene un brazo recto conectado a una base giratoria, que gira libremente. El cucharón en este tipo de elevador es pequeño. Sólo cabe una persona. Este tipo de plataformas es el más adecuado para trabajos especializados, como reparaciones eléctricas o para la poda de árboles.

 

Plataformas “de tijera”. Tienen una plataforma amplia, soportada por soportes de refuerzo cruzado. Se mueven en vertical, hacia arriba y hacia abajo, por lo que deben colocarse directamente debajo del área en la que se vaya a realizar el trabajo. Son unas máquinas más limitadas en sus usos posibles, pero permiten que trabaje sobre ella un equipo de varias personas a la vez. Existen plataformas “de tijera” para terrenos irregulares.

 

Carretillas elevadoras “telescópicas”, o “manipuladores telescópicos”. Tienen una plataforma elevadora extensible, equipada con un accesorio de elevación. Pueden moverse hacia arriba o hacia adelante y son las más adecuadas para proyectos de construcción que requieren mover elementos en ubicaciones difíciles.

 

Elevadoras para personas en sillas de ruedas

 

La normativa vigente fija unos requisitos concretos para las plataformas elevadoras en la construcción, acceso y uso de edificios. Deben de tener puertas opuestas, o puertas a noventa grados de apertura, para que los usuarios de sillas de ruedas puedan abandonarlas sin tener que retroceder. Sus medidas pueden variar.

 

Las de ochenta centímetros de anchura y un metro y doscientos cincuenta centímetros de profundidad están indicadas para personas que vayan en una silla ruedas sin acompañantes. No tienen cerramiento. Las de noventa centímetros de ancho por un metro y cuarenta centímetros de profundidad tienen cerramiento, pero no permiten acompañantes a la persona en silla de ruedas. Y las de 1,1 metros de ancho por 1,4 metros de profundidad, con puertas que abren a 90 grados, están cerradas y son para usuarios de sillas de ruedas que sí van acompañados.

 

Las plataformas elevadoras son máquinas, sí, pero fundamentalmente son herramientas, en tanto que son artilugios movidos por procedimientos mecánicos que pueden ayudar a desplazar materiales de un punto a otro, durante las primeras etapas de un proyecto, o elevar a los trabajadores de una obra a áreas elevadas y de difícil acceso. También sirven para subir a estos trabajadores hasta un punto elevado concreto, y quedarse temporalmente fijadas a dicha altura, hasta que el o los trabajadores montados en la citada plataforma hayan acabado sus áreas.

 

Los dispositivos de plataforma elevadora se pueden encontrar en edificios de oficinas, organismos públicos y alojamientos. Si bien tienen un tratamiento normativo diferente al de los ascensores o montacargas, se puede decir que en muchos casos sus funciones son semejantes.

 

Ventajas de las plataformas elevadoras

 

Son muchas las ventajas de utilizar plataformas elevadoras. Una de ellas es que para su instalación no es necesaria una base de hormigón. Su mástil es muy fuerte y su anclaje es modular. Pueden estar dotadas de un sistema de control de aterrizaje por computadora, o de detección de sobrecarga. Permiten cambiar rápidamente entre el transporte y elevación de mercancías y el transporte y elevación de personas.

 

Estas plataformas tienen un costo de mantenimiento bastante bajo y son muy adecuadas para trabajos de restauración dentro de sitios donde el espacio es limitado y muy importante. Se puede instalar fácilmente en pozos de escaleras y pozos de elevación existentes. Permiten la movilidad de manera fácil y rápida, mediante grúa o carretilla elevadora.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *