Las polémicas de Kanye West

Hubo un tiempo en el que Kanye West, además de uno de los artistas más importantes de la industria musical, era un icono para la comunidad negra en Estados Unidos. El rapero alcanzó un estrellato

Hubo un tiempo en el que Kanye West, además de uno de los artistas más importantes de la industria musical, era un icono para la comunidad negra en Estados Unidos.

El rapero alcanzó un estrellato meteórico con su primer álbum, The College Dropout, al que siguieron Graduation y My Beautiful Dark Twisted Fantasy. West se colaba con cada tema en lo más alto de las listas de éxitos y acaparaba premios. Ahora la música comercial ha pasado a un segundo plano y el artista se ha centrado en su faceta de empresario, diseñador y director de un coro góspel.

West también ha anunciado que se presentará como candidato a las elecciones presidenciales en Estados Unidos después de apoyar a Donald Trump durante los últimos años. El rapero presentó su campaña el domingo en Carolina del Sur ataviado con un chaleco antibalas y llorando mientras recordaba cómo su padre se había planteado interrumpir el embarazo de su madre. Su plan para luchar contra el aborto es dar “un millón de euros o algo así” por el nacimiento de cada bebé.

Todavía no está claro si seguirá adelante con la campaña o si es una herramienta de marketing para un nuevo proyecto. West, que no cumple algunos requisitos legales para formalizar su candidatura en todos los estados, no es extraño a la polémica. Enfrentamientos, excentricidades, salidas de tono… el posicionamiento y la actitud de West ha conseguido opacar para muchos su talento musical.

Su guerra con Taylor Swift

La relación entre la artista y el rapero ha estado marcada por las idas y venidas, aunque ha sido más mala que otra cosa. Todo se remonta a 2009 cuando Swift se llevó el premio al mejor vídeo en los MTV VMA dando la campanada frente al Single Ladies de Beyoncé.

La cantante estaba dando su discurso de agradecimiento cuando West subió al escenario y la interrumpió. “Taylor, estoy muy feliz por ti y voy a dejarte terminar, pero Beyoncé tenía uno de los mejores vídeos de todos los tiempos”. El rapero volvió al patio de butacas abucheado mientras Swift no podía pronunciar palabra.

En 2016 los artistas volvieron al centro de la polémica cuando el rapero lanzó Famous, una canción en la que hacía referencia a Swift. “Creo que Taylor y yo todavía podemos tener sexo. Hice a esa zorra famosa”, decía el verso. West dice que pidió permiso a la cantante para hacerlo, pero ella niega que lo hiciera en esos términos “denigrantes”.

El vídeo de la canción son varias figuras de cera en una cama de varios personajes entre los que están el propio West, Swift, Kim Kardashian —pareja del rapero—, Donald Trump o Anna Wintour.

Su faceta como diseñador en Yeezy

Además de diseñar una línea de deportivas con Adidas, el artista se lanzó de lleno al mundo de la moda con su propia marca, Yeezy. La firma se centra en ropa estilo sport y más que de su talento como creador, se habla del espectáculo que monta alrededor de sus desfiles.

Ese espectáculo no siempre sale bien, como en la presentación de Season 4, en septiembre de 2014. El desfile, que se hizo al aire libre, se retrasó durante horas. Las modelos estuvieron de pie durante varias horas al sol y algunas terminaron desmayándose. Algunos críticos tacharon el evento de “infierno” y acusaron a West de falta de respeto por las modelos, los trabajadores de su firma y los invitados al desfile. La crítica sobre la colección tampoco dejaba lugar a dudas: “Peor que malo. Aburrido”. Ese tipo de comentarios se han ido repitiendo durante el resto de colecciones.

Su idilio con Trump

En octubre de 2018, con Donald Trump en la Casa Blanca.

En octubre de 2018, con Donald Trump en la Casa Blanca.

West ha declarado que ha superado a Donald Trump, pero durante los casi cuatro años de su mandato ha reiterado su apoyo al presidente. Lo hizo poco después de las elecciones, cuando reconoció no haber votado pero, de haberlo hecho, se habría decantado por el empresario.

Meses después regaló todo tipo de elogios al presidente llamándolo “hermano” y posó con el en las escaleras de la torre Trump. Visto el racismo del presidente, la actitud de West cayó como un jarro de agua fría en la comunidad negra.

El rapero se reunió con Trump en octubre de 2018 en el despacho oval de la Casa Blanca, ataviado con la gorra roja de Make America Great Again. “Gracias por hacerme sentir como Superman”, espetó West al felicísimo presidente.

“La esclavitud fue una elección”

En 2018 el rapero volvió a levantar ampollas durante una entrevista con el portal de cotilleo TMZ. West habló de la esclavitud que habían sufrido las personas negras durante más de 400 años en Estados Unidos y sentenció que le parecía “una elección”.

“Sé por supuesto que los esclavos no fueron encadenados y embarcados porque así lo quisieran”, publicó horas más tarde en un tuit para responder a los cientos de críticas por sus palabras. Aún así, el rapero insistió en que existía “una prisión mental”.

https://www.huffingtonpost.es/

Donald Trump haciendo de Trump




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *