Por qué los jóvenes deben preocuparse y ser responsables por la COVID-19: también mueren, hay casos graves y son fuente de contagio

A medida que pasan los meses de pandemia vamos aprendiendo más cosas sobre el efecto del coronavirus sobre la salud y sabemos que aunque la COVID-19 afecta generalmente de forma más severa a personas mayores

A medida que pasan los meses de pandemia vamos aprendiendo más cosas sobre el efecto del coronavirus sobre la salud y sabemos que aunque la COVID-19 afecta generalmente de forma más severa a personas mayores o con patologías previas los jóvenes también están en riesgo de desarrollar una forma agresiva de la enfermedad en caso de contagiarse. Además, su responsabilidad como transmisores es grande y por tanto deben tener tanto cuidado como los demás para evitar contagios.

Claves:

  • Uno de cada cinco afectados por COVID-19 en España entre el 10 de mayo y el 15 de julio tenía menos de 30 años.
  • Uno de cada tres jóvenes puede desarrollar una forma severa de COVID-19.
  • Los jóvenes deben protegerse a sí mismos y también a los demás, ya que son fuente de contagios.
  • Es importante usar mascarilla y usarla bien.
  • Sigue las recomendaciones de seguridad en todos sitios, especialmente en los gimnasios (lugares de alto riesgo) y en las terrazas.
  • Evita los abrazos.
  • Manten la voz en tono bajo o moderado.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Uno de cada cinco afectados tiene menos de 30 años

Es cierto que las personas más mayores suponen la población con más riesgo frente a la infección por el SARS-CoV-2, pero los jóvenes no están exentos de riesgo.

En este informe, el Instituto de Salud Carlos III recopila los datos de los casos notificados entre el 10 de mayo y el 15 de julio. Según esa información, en ese periodo notificaron 28.119 casos. De esos pacientes, el grupo más numeroso es el de 80 años o más (1.325, un 15,3% del total) pero sumando grupos de edades, todos los menores de 30 años suponen un 20,6% de los afectados.

Es decir que si bien los grupos de más edad son los que tienen más riesgo, uno de cada cinco casos de COVID-19 registrados entre el 10 de mayo y el 15 de julio tenía 29 años o menos.

Uno de cada tres jóvenes puede padecer una forma severa de COVID-19

Tampoco es cierto que los jóvenes siempre sean casos asintomáticos o más leves de COVID-19. Es algo de lo que ya advertía la OMS en marzo: no es el coronavirus también afecta a los jóvenes y un número significativo de ellos puede desarrollar una forma severa de la enfermedad.

Ahora sabemos, como ya os contamos aquí, uno de cada tres adultos jóvenes, entre 18 y 25 años, podría enfrentarse a un caso grave de la enfermedad. Es el resultado de un estudio realizado por expertos del Hospital Infantil Benioff de la Universidad de California, que ha analizado los numerosos casos de adultos jóvenes infectados con el coronavirus en EE UU.

Los investigadores examinaron los datos extraídos de una muestra nacional de aproximadamente 8.400 hombres y mujeres de 18 a 25 años de edad y observaron cómo la vulnerabilidad médica general era del 33 % en el caso de los varones y del 30 % en el de las mujeres.

Además, los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE UU, que no se incluyeron en este estudio, indican que aunque los pacientes mayores de 65 años son significativamente más propensos a ser hospitalizados que los más jóvenes, la brecha se está reduciendo:

  • En la semana que terminó el 18 de abril, hubo 8,7 hospitalizaciones por cada 100.000 habitantes en el grupo de 18 a 29 años, en comparación con 128,3 por cada 100.000 habitantes en el caso de los mayores de 65 años.
  • Sin embargo, en la semana que terminó el 27 de junio las cifras fueron de 34,7 y 306,7 respectivamente, lo que supone un aumento del 299 % en las hospitalizaciones de adultos jóvenes frente a un incremento del 139 % en las hospitalizaciones de adultos mayores.

No lo hagas solo por ti, hazlo por todos

No solo hay que tener en cuenta el riesgo personal al que podemos estar expuestos, sino el peligro en el que podemos poner a las personas de nuestro entorno si no actuamos con responsabilidad y cumplimos con las precauciones necesarias (uso correcto de mascarillas, distancia social, lavado de manos y quedarnos en casa si tenemos cualquier síntomas.

Como te contábamos aquí, y como ya estamos viviendo, el riesgo de rebrotes no era una probabilidad, sino una «certeza», según explicaba a Maldita Ciencia Víctor Jiménez Cid, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología

En su opinión, los principales factores que marcarán lo que ocurrirá en los próximos meses son, según explica, cómo cada ciudadano respeta las medidas recomendadas y qué políticas sanitarias adopta cada país y región. Por eso es importante que toda la sociedad, también los jóvenes, sean especialmente responsables en los próximos meses.

Usa mascarilla, y úsala bien

Una de las formas más sencillas de cumplir con nuestra responsabilidad, protegernos ante el coronavirus y proteger a los demás es usar la mascarilla siempre que estemos en cualquier lugar público. Si estás en un lugar privado y con personas mayores o especialmente vulnerables, considera también mantenerla puesta, especialmente si es un lugar cerrado.

Eso sí, es importante usarla bien y no hacer cosas que eliminan su eficacia, como llevar la nariz por fuera, toquetearlas o ponerlas bajo la barbilla. Aquí te contamos más cosas que no debes hacer cuando llevas la mascarilla puesta.

Cómo actuar y qué precauciones seguir en distintas situaciones

En Maldita Ciencia hemos publicado varios artículos sobre qué medidas de seguridad conviene cumplir en distintas situaciones.

Aquí, por ejemplo, hablamos de cómo actuar si decidimos volver al gimnasio en la llamada nueva normalidad. Estos lugares son sitios con un alto riesgo de contagio debido a la falta de ventilación y una desinfección a menudo insuficiente. Por eso es especialmente importante no acudir si tenemos cualquier síntoma, llevar mascarilla puesta todo el rato que sea posible y asegurarnos de desinfectarnos las manos y el equipo que utilicemos.

En este otro artículo explicamos cómo manejar la mascarilla cuando nos sentamos en una terraza a tomar algo o a comer: lo mejor es mantenerla puesta todo el tiempo posible y retirarla para beber manejándola siempre por las asas. Si te la vas a quitar, guárdala en un sobre de papel o envuelta en tela, no la metas directamente al bolso o bolsillo ni la dejes sobre la mesa.

En cuanto a cómo relacionarnos durante este periodo, aquí os contábamos que lo mejor es evitar los abrazos por mucho que nos apetezcan y mantener siempre las distancias con aquellas personas con las que no convivimos. Si a pesar de este consejo vas a abrazar a alguien, hay algunos consejos que debes seguir.

Y por último, recuerda mantener tu tono de voz a un volumen moderado. Como os contábamos aquí, hay evidencias de que al gritar o cantar, las gotículas de saliva que pueden transportar el coronavirus hasta otras personas llegan más lejos que si hablamos en tono de voz bajo o normal, aunque no está claro que tengan capacidad infectiva. Por ese motivo, por precaución, es recomendable evitar los gritos, sobre todo cuando estamos cerca de otras personas.

Primera fecha de publicación: 20 de julio de 2020.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *