El verano en que se declaró la guerra al botellón

Getty ImagesUn grupo de jóvenes, bebiendo en un parque público de Majadahonda (Madrid) el pasado 25 de mayo. Las apelaciones a la responsabilidad de los jóvenes han sido continuas desde el final del estado de

Las apelaciones a la responsabilidad de los jóvenes han sido continuas desde el final del estado de alarma. Lo hizo el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y hasta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Los datos sobre los últimos brotes de coronavirus registrados en el país vuelven a poner la lupa sobre los más jóvenes. Un tercio de los 281 focos activos en el país —la mayoría— se han producido en el ámbito social, y los que más casos generan son los relacionados con el ocio nocturno, un entorno que dificulta la labor de rastreo.

El brote detectado en Córdoba tras una fiesta suma ya 97 positivos en Covid-19, con cerca de 2.000 PCR realizadas. Un brote en Mendillorri (Pamplona) ha llevado al barrio navarro de vuelta a la fase 2 tras detectarse más de un centenar de infectados en jóvenes asistentes a una fiesta informal de Sanfermines. Totana, en Murcia, ha retrocedido a la fase 1 de la desescalada y prohibirá la entrada y salida del municipio por el aumento de casos relacionados con el brote originado en un pub de la localidad, que suma ya 55 positivos. El otro gran brote de Murcia, en la zona de Las Atalayas, también se originó en el entorno del ocio nocturno y los positivos ascienden ya a 51. El Gobierno regional decretó por ello el cierre de pubs, que sólo podrán tener actividad en terrazas y exteriores.

Este mismo viernes, Cataluña ha ordenado la suspensión de la actividad de ocio nocturno en discotecas y pubs, y ha limitado el horario de salones de juego en todo el territorio, así como de chiringuitos y bares de las ciudades más afectadas, incluida la capital, que deberán cerrar a las 12 de la noche.

Con el Covid en las calles, el botellón es incompatibleJorge Azcón, alcalde de Zaragoza

Pero además de ‘atacar’ a las discotecas, las autoridades están empezando a actuar contra el consumo de alcohol en las calles. La celebración de botellones en Asturias ha quedado prohibida desde este viernes para evitar brotes de coronavirus asociados al consumo de alcohol entre los jóvenes, a pesar de que en ningún punto de la comunidad autónoma se han dado casos de este tipo

Galicia, Navarra, Cáceres y Toledo ya han prohibido el botellón. El Ayuntamiento de Cuenca trabaja en un decreto para prohibir el botellón en la ciudad. Zaragoza ha anunciado lo mismo este jueves, y pretende crear una ordenanza municipal con sanciones económicas para quien consuma alcohol en las calles, plazas y riberas de la capital aragonesa. “Con el Covid en las calles, el botellón es incompatible”, ha expresado el alcalde popular Jorge Azcón. “Una parte importante de los rebrotes se están dando entre la gente joven y esos rebrotes tienen que ver en muchas ocasiones con el ocio”, ha señalado. 

Zaragoza ya redujo los aforos en bares y establecimientos de hostelería y cerró los locales de ocio nocturno, al menos hasta la semana que viene, para controlar el aumento de casos. Totana también ha reducido los aforos de los locales del municipio al 50% frente al 75% que estaba permitido actualmente, y sólo se permitirá la restauración en terrazas y no en sitios cerrados.

Las zonas de costa son quizás las que más temen este tipo de brotes. La Policía Local de Palma de Mallorca ha levantado 445 actas por botellón y ha identificado a 730 personas por aglomeraciones desde que comenzó la desescalada. Ante esta situación, Baleares decidió cerrar los locales de ocio y venta de alcohol en calles en las zonas mallorquinas de Magaluf y el Arenal, y establecer multas de hasta 600.000 euros para los que se lucren con fiestas que superen el aforo, como las que se han detectado en algunas casas particulares de Ibiza.

Gandía, en la Comunidad Valenciana, también ha suspendido el ocio nocturno, y la Generalitat ha anunciado este viernes sanciones de hasta 60.000 euros a quienes no respeten los límites de aforo y a quienes organicen reuniones o fiestas que impliquen una aglomeración donde se incumplan las normas sanitarias.

Andalucía ha sido la última comunidad en sumarse a esta batalla. El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, ha avanzado que la próxima semana tomarán una decisión sobre el ocio nocturno y los botellones, al tiempo que se ha mostrado partidario de prohibir estos últimos para evitar brotes de “irresponsabilidad”. 

Dadas las actuales circunstancias, los botellones no se deben producir en ningún lugarJuan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía

Se va a ir a “hacia una prohibición casi total”, ha afirmado Moreno este jueves en una entrevista en Telecinco. El presidente ha explicado que los botellones están prohibidos, por normativa andaluza, en las zonas de los cascos urbanos, aunque hay cierto margen legal para poder hacerlos en algunos espacios abiertos. “Dadas las actuales circunstancias, no se deben producir en ningún lugar”, ha zanjado.

Del mismo modo se ha expresado el alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), que ha advertido que el Ayuntamiento va a ser “tajante” este fin de semana y va a estar “muy vigilante” para que se cumpla la normativa “más que nunca”, por lo que se multará y se disolverán los botellones, “y lo que haga falta”, ha añadido el edil. “Quiero dejar un mensaje muy claro para este fin de semana para que nadie se lleve a equívocos y sorpresas, si fuera un chaval joven yo no lo haría y no sólo porque esté prohibido”, ha avisado Bellido.

“El alcohol hace que no se sigan las medidas de seguridad”

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, también ha sido tajante en este tema. “El alcohol hace que no se sigan las medidas de seguridad. No se puede permitir que el libertinaje de algunos se convierta en un problema para la sociedad”, ha apuntado. “Si hay que reducir horarios o cerrar establecimientos habrá que hacerlo”, ha avanzado.

Castilla-La Mancha no ha querido quedarse atrás, y este viernes ha anunciado que aprobará una “normativa especial” para identificar con DNI y número de teléfono a todas las personas que acudan a locales de ocio nocturno a partir de la una de la madrugada.

Hemos detectado un cambio de tendencia en los jóvenesEnrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid

Mientras tanto, muchos miran a Madrid. Por el momento, la capital no ha registrado grandes brotes, pero los contagios van en ascenso. Madrid es, además, la única comunidad, junto con Canarias, que no ha ampliado la obligatoriedad del uso de mascarillas en los espacios públicos. Pero este jueves, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha reconocido su preocupación: “Hemos detectado un cambio de tendencia en los jóvenes”.

En la última semana, los contagios en la población menor de 40 años “casi se han duplicado”, pasando de 115 a 206 casos. Las cifras son especialmente elevadas en la franja de los 20 a 29 años, que ha pasado de 42 a 84 positivos en esta semana. Los jóvenes deben ser “conscientes de su responsabilidad porque todos nos jugamos mucho y necesitamos su máximo compromiso”, ha dicho Escudero.

Este viernes, a sólo 24 horas de esa rueda de prensa, y después de que Madrid haya superado el centenar de contagios diarios, el Gobierno regional ha comunicado que la próxima semana tomará nuevas medidas para limitar las reuniones en terrazas y tener un mayor control sobre el ocio nocturno.

No obstante, hay quienes recuerdan que no sólo se debe mirar a los jóvenes y al ocio nocturno si se quiere atajar la situación. De hecho, el 27% de los brotes detectados en España se han producido en el ámbito laboral.   



Photo gallery
Qué opina la prensa internacional de la gestión de España durante el coronavirus


See Gallery








Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *