Los comerciantes del Rastro vuelven a manifestarse por cuarto domingo consecutivo

Por MDO/E.P. Comerciantes y vendedores ambulantes de El Rastro se concentrarán por cuarto domingo consecutivo contra el plan de reapertura que les propone el Ayuntamiento y en defensa del carácter histórico del mercado y de


Por MDO/E.P.

Comerciantes y vendedores ambulantes de El Rastro se concentrarán por cuarto domingo consecutivo contra el plan de reapertura que les propone el Ayuntamiento y en defensa del carácter histórico del mercado y de sus ubicaciones habituales.

La asociación ‘El Rastro punto es’ ha convocado a sus miembros este domingo a las 12 horas en la plaza del Cascorro «en defensa de todo El Rastro histórico, y de instalar el 50 por ciento de los puestos de forma alterna en las ubicaciones habituales».

Esta convocatoria se produce tras las declaraciones del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, este jueves en las que afirmaba que los comerciantes «tienen que asumir sacrificios igual que el resto de sectores económicos». «El Ayuntamiento ha hecho tres propuestas y ellos no se quieren mover de la huella, pero la normativa sanitaria de la Comunidad nos lo impide; hay que preservar la salud y hay que limitar en la medida de lo posible las aglomeraciones», manifestó Almeida.

Por su parte, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha recordado este viernes que la reapertura ha de guiarse por «criterios técnicos y sanitarios», y que no serán políticos en ningún caso, pues debe primar «la salud». Villacís también ha hecho hincapié en la necesidad de controlar el aforo de este mercado, y que se han abierto muchos mercadillos más pequeños porque es más fácil este control en ellos. «El Rastro, por la magnitud que tiene implica ese control de aforo, y si algo tiene que prevalecer es garantizar la salud de los ciudadanos», ha expresado.

La última propuesta planteada por el Ayuntamiento consistía en la apertura del mercadillo al 50 por ciento de los puestos autorizados, con un vallado perimetral de forma que se sectorice la circulación de peatones de los puestos y aforo en cuatro zonas autónomas de funcionamiento simultáneo, con módulos de dos metros. La propuesta del Consistorio no fue aceptada por los comerciantes por considerar que supondría desorganización y conllevaba «el desmantelamiento del histórico Rastro de Madrid, suprimiendo grandes zonas del mismo».




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *