El Ayuntamiento estudia la sentencia que anula Madrid Central 

Así lo han trasladado fuentes municipales después de que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya anulado este área de bajas emisiones tras estimar parcialmente los recursos presentados

[Img #101165]
Así lo han trasladado fuentes municipales después de que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya anulado este área de bajas emisiones tras estimar parcialmente los recursos presentados por la Comunidad de Madrid, el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid -cuando era oposición– y la mercantil ‘DVuelta Asistencia Legal’ sin entrar al fondo del asunto y sin valorar la delimitación de esta zona de bajas emisiones y su regulación.

 

El alto tribunal madrileño aprecia en tres sentencias diferentes la omisión de trámites de elaboración y aprobación del marco legal que sustenta el desarrollo de Madrid Central y las resoluciones, en caso de adquirir firmeza, supondría el decaimiento de las multas impuestas durante su periodo de vigencia. Ante el fallo cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

 

Los magistrados anulan por «defectos formales» y a petición de la Comunidad de Madrid, la ordenanza de movilidad sostenible aprobada por el Pleno del Ayuntamiento en sesión extraordinaria el 5 de octubre 2018, por la «omisión» del trámite de información pública, un requisito que se considera «esencial, preceptivo e indispensable» al tratarse de una de las «principales manifestaciones del derecho que los españoles tienen a participar en los asuntos públicos», y que está reconocido en el artículo 23 de la Carta Magna. Así, quedan anulados los artículos de 21 a 25 de la citada ordenanza.

 

Durante la campaña para las elecciones municipales, Almeida siempre defendió la reversión de la medida, pues en su opinión no reducía el uso del vehículo privado. Sin embargo, en el acuerdo de gobierno con Ciudadanos, se acordó «reconvertir» la zona de bajas emisiones «bajo el criterio de nuevas áreas de prioridad residencial aportando soluciones alternativas y complementarias de movilidad a todos los sectores de la población».

 

GARRIDO: «EL GOBIERNO POPULISTA NO HIZO LAS COSAS COMO DEBÍA»

 

Asimismo, el expresidente de la Comunidad de Madrid y actual consejero de Transportes, Ángel Garrido, (Cs) ha sostenido que la anulación de Madrid Central, por parte del Tribunal Superior de Justicia, demuestra que «el Gobierno populista de izquierdas» hizo las cosas «como suele hacer, no atendiendo a los criterios de legalidad».

 

Garrido ha recordado que fue bajo su mandato, en 2018 –como dirigente del PP– cuando el Ejecutivo regional llevó a la Justicia «la decisión del Gobierno de Podemos de poner en marcha Madrid Central». «No tanto por el fondo de la medida como por la forma en la que se hizo», ha apuntado.

 

En este sentido, Garrido ha celebrado que la Justicia reconozca «que faltaban trámites perceptivos e informes que eran obligatorios». Para el expresidente, «el Gobierno populista de izquierda hizo las cosas como las sueles hacer» sin atender «a criterios de legalidad».

 

El consejero de Transportes ha hecho hincapié en que se tenía que consultar a los vecinos, a los comerciantes, a los ayuntamientos y a la Comunidad «para poner en marcha una medida como esta».

 

«Hoy tenemos un ayuntamiento con un Gobierno de Ciudadanos y PP que sin duda podrá hacer las cosas bien a partir de este momento, consultando a todos aquellos que van a ser afectados por esta medida», ha remarcado.

 

TERESA RIBERA ASEGURA UNA ACTUALIZACIÓN AMBICIOSA DE MADRID CENTRAL

 

Por su parte, ña ministra para la Transición Ecológica y reto demográfico, Teresa Ribera, ha augurado una actualización «por arriba en ambición» de Madrid Central después de que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya anulado Madrid Central tras estimar parcialmente los recursos presentados por la Comunidad de Madrid, el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid.

 

«Los ciudadanos, nuestra salud, el medio ambiente y la recuperación del espacio público para los vecinos avalan una rápida actualización («por arriba» en ambición) de Madrid Central. Estoy segura de que llegará pronto, muy pronto», ha escrito la ministra a través de su cuenta de Twitter.

 

LOS TRANSPORTISTAS LO VEN COMO UN «RESPIRO»

 

Por su lado, los transportistas han recibido la noticia de la anulación de Madrid Central como un «respiro» para el desarrollo de su actividade laboral después de que el pasado mes de enero vieran restringido su acceso a la zona de bajas emisiones.

 

Según ha manifestado la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) en un comunicado, confían en que el Gobierno local negocie con el sector del transporte una nueva estrategia de diseño de la movilidad en la ciudad con un «objetivo realista» que permita la incorporación y adaptación de este colectivo.

 

En esta línea, la organización ha recordado que Madrid Central ha expulsado a muchos trabajadores por «carecer su vehículo de distintivo ambiental» o ha restringido su horario de actividad.

 

En concreto, han señalado que la medida supuso en la práctica impedir que más de 8.000 furgonetas pudieran continuar prestando sus servicios y unos 30.000 pequeños camiones vieron restringido el horario establecido para realizar las labores de carga y descarga.

 

Fenadismer ha aprovechado para reclamar que dicha «política irracional de acoso a los vehículos de transporte de mercancías» iba a ir acompañada de un «ambicioso» dotado con más de 10 millones de euros para le renovación de la flota que, por el momento, no han recibido.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *