Mitos y verdades sobre lentes de contacto

..   Hoy queremos hablar de ellos y desmontar argumentos que no tienen base.   Lo que se dice sobre las lentillas, ¿verdadero o falso?   Si usas lentillas o estás pensando en hacerlo, es

..


[Img #101194]

 

Hoy queremos hablar de ellos y desmontar argumentos que no tienen base.

 

Lo que se dice sobre las lentillas, ¿verdadero o falso?

 

Si usas lentillas o estás pensando en hacerlo, es posible que hayas escuchado muchos consejos bienintencionados pero infundados. Estas son algunas de las afirmaciones que se hacen sobre las lentillas: 

 

Se pueden perder detrás del ojo

 

Falso. Es imposible que una lentilla se pierda pues al contrario de esta afirmación, la lentilla actúa como una membrana protectora sobre tu ojo que impide que nada se meta detrás. 

 

Son más caras que las gafas

 

Falso. Al igual que sucede con las gafas, que su coste varía en función de la montura, el diseño y los cristales, el precio de las lentillas también es distinto en función de la cantidad y la calidad de estas. 

 

Sin embargo, las lentillas cuentan con una ventaja especial. Si una se pierde o se estropea, es mucho más sencillo, rápido y económico de sustituir que unas gafas. Además, en Internet existen varios sitios donde comprar lentillas a buen precio es cómodo. Muchos de ellos, como por ejemplo, la tienda Vision Direct cuentan con una amplia gama de lentes, por lo que elegir las que mejor se adapten a nuestro bolsillo y gusto es una tarea fácil. 

 

Pueden arañar el ojo

 

Falso. Si bien es cierto que algunas personas han presentado problemas por el uso de las lentillas, estos suelen ser provocados por el mal uso o la mala colocación. 

 

El material con el que se fabrican es suave e hipoalergénico. No obstante, si con su uso sientes molestias, ve al oculista para comentárselo.

 

Se pueden salir del ojo

 

Depende. Si la lentilla está bien colocada no debería moverse, pero es posible que por algún mal movimiento esto suceda. En ese caso, con un simple parpadeo se coloca fácilmente en su sitio. 

 

Son incómodas

 

Falso. Las lentillas se fabrican en un suave material ergonómico que se adapta a la perfección al globo del ojo. Son finas y blandas, fácilmente moldeables y mantiene el ojo hidratado siempre y cuando no se supere su tiempo de uso. 

 

Son difíciles de cuidar

 

Falso. Existen dos tipos de lentillas: las de uso diario y las de uso más prolongado. Las primeras solo hay que tirarlas cuando se han terminado de usar y ponerse unas nuevas al siguiente día. 

 

En el caso de las de uso continuado, tan solo hay que seguir la rutina de limpieza con una solución específica para lentillas que las mantendrá limpias, hidratadas y en buen estado. 

 

Hay que dejar descansar los ojos

 

Falso. Es cierto que antiguamente había que dar un respiro a los ojos de las lentillas. Sin embargo, las lentes de contacto que tenemos a nuestra disposición hoy están fabricadas con materiales transpirables que no hacen necesario un descanso. A no ser que un profesional de la vista te indique lo contrario, puedes usarlas a diario sin problema. 

 

[Img #101195]

 

Como ves, son muchos los mitos relacionados con las lentillas. Y aunque es cierto que en algunos casos, se recomienda sustituirlas por gafas, es importante tener en cuenta que cada cuerpo es diferente. Por ello, antes de descartar o decantarse por una de las opciones, es imprescindible consultar nuestro caso con un oftalmólogo. 


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *