Qué es el herpes zóster

El papa emérito Benedicto XVI se encuentra gravemente enfermo a consecuencia de una infección provocada por un herpes zóster en la cara. Joseph Ratzinger, de 93 años, contrajo la infección hace varias semanas después de

El papa emérito Benedicto XVI se encuentra gravemente enfermo a consecuencia de una infección provocada por un herpes zóster en la cara. Joseph Ratzinger, de 93 años, contrajo la infección hace varias semanas después de visitar a su hermano pocos días antes de que falleciese.

Qué es el herpes zóster

El herpes zóster es el mismo virus responsable de la varicela, enfermedad que en muchos casos se suele superar en los primeros años de vida. Para sufrirlo el paciente ha de haber pasado la varicela previamente. Se calcula que el 20% de las personas que han tenido la varicela podrían desarrollarlo con el tiempo.

Una vez el virus es superado, no desaparece, sino que queda latente en el cuerpo, pudiendo reaparecer años después, dando lugar al conocido como herpes zóster.

Qué sintomas son habituales

Algunos de sus síntomas más habituales son dolor, entumecimiento y hormigueo de la zona afectada, una erupción cutánea muy visible, ampollas que generan costras y picor. Además, si el cuadro se complica es probable que dé lugar a fiebres, dolores de cabeza y una fuerte sensación de fatiga.

Las complicaciones oculares son comunes y ocurren cuando el virus infecta la rama oftálmica del nervio trigémino. Si no se trata, la infección puede causar conjuntivitis, queratitis, ulceración corneal, iridociclitis, glaucoma y ceguera.

Qué riesgos puede conllevar

No tiene por qué poner en riesgo la vida y suele presentar cuadros limitados de una o dos semanas de afectación, pero la infección puede provocar complicaciones, algo que podría ocurrirle a Benedicto XVI, dada su avanzada edad (93 años), además de resultar muy doloroso.

El herpes zóster se puede presentar en cualquier grupo de edad, aunque lo hace con mayor probabilidad en los pacientes de más de 60 años, especialmente si pasaron la varicela en sus primeros meses y si el sistema inmunitario se encuentra debilitado por otras enfermedades.

Se trata de una enfermedad contagiosa a través del fluido de las ampollas y erupciones, por lo que durante su duración debe evitarse el contacto con personas que no pasaran el virus previamente, especialmente si son inmunosuprimidos o mujeres embarazadas.

Qué tratamiento tiene

El tratamiento inmediato es a través de medicamentos antivirales, que pueden acelerar la curación y sobre todo reducir el riesgo de sufrir complicaciones, además de calmantes para el dolor causado por la infección.

En relación con las heridas, los doctores recomiendan extremar la higiene en caso de infección, tratando las pústulas con jabón neutro aplicado suavemente y secando la zona posteriormente.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *