Denunciar ante la AEPD, sacar archivos del móvil y ‘uberización’: ya está aquí el 13º consultorio de Maldita Tecnología

¡Qué tal estáis, malditos y malditas! Hoy os contamos cómo denunciar casos en los que vulneran nuestros datos, cómo hacer para sacar el contenido que tenemos en nuestro móvil y guardarlo en otro lado y

¡Qué tal estáis, malditos y malditas! Hoy os contamos cómo denunciar casos en los que vulneran nuestros datos, cómo hacer para sacar el contenido que tenemos en nuestro móvil y guardarlo en otro lado y qué significa el término “uberización”, ya que seguro lo habréis leído por ahí.

Para preguntarnos por más cosas podéis acudir a nosotros en [email protected], a través de nuestro Twitter, de Facebook o directamente a través de este formulario. Mientras tanto, ¡a por el de este martes!

¿Cómo hago una denuncia relacionada con mis datos personales?

Hace poco, os contamos cómo podéis denunciar ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) la difusión de imágenes íntimas de una persona o con carácter sexual en Internet. Ahora, nos habéis preguntado directamente cómo hacer una denuncia ante este organismo para infracciones relacionadas con nuestros datos personales.

Lo primero es lo primero: ¿qué se puede denunciar ante la AEPD? Únicamente cuestiones que estén relacionadas con nuestros datos personales, no con nuestro derecho al honor o a la intimidad, por ejemplo, ya que esos casos se tramitan directamente ante la Justicia. 

Un ejemplo práctico sería interponer una denuncia porque alguien ha colgado tus datos, como tu dirección o tu DNI, sin tu consentimiento en Internet. Otro sería que una empresa usase tus datos para algo que no estaba contemplado cuando los diste: por ejemplo, que des tus datos a una discoteca por la COVID-19 y luego te contacte a través de él alguien que no trabaja para una autoridad sanitaria para algo que no tenga relación con el virus.

Vamos con el procedimiento. Para hacerlo a través de Internet, debes acceder al menú “Trámites” y una vez ahí seleccionar la opción que se ajuste al motivo de tu reclamación:  denunciar que estás recibiendo información comercial de una empresa cuando has pedido que no usen tus datos para ello o que te hayan grabado con una cámara de videovigilancia sin tú saber para qué, por ejemplo.

Captura de pantalla del menú «Trámites» de la página de la AEPD.

Recuerda que para hacer trámites de este tipo online, necesitarás contar con alguna forma de autenticación, como la [email protected] Pin. Si prefieres presentarlo de forma física (con soporte en papel) deberás hacerlo en una oficina autorizada y junto a una serie de datos que puedes encontrar en este enlace. A través del menú “Trámites” obtendrás el justificante de tu reclamación, que deberás presentar junto al resto de información.

Captura de pantalla del proceso de reclamaciones de la AEPD.

A la hora de hacer una denuncia ante la AEPD hay que tener en cuenta que se deben presentar bastantes documentos relacionados con ella, sobre todo relativos a la información que hayamos podido recopilar sobre la situación que queramos denunciar.

A medida que avancemos en el formulario electrónico (al veremos que no nos piden solo nuestros datos, sino información en detalle de lo ocurrido. Todas las pruebas que tengas disponibles sobre el caso deberán ser presentadas (documentación, imágenes, mensajes, etc.), especialmente si hemos tenido comunicaciones con la empresa o entidad con la que hemos tenido problemas por un uso indebido de nuestros datos.

Primer paso del proceso de presentación de reclamaciones de la AEPD.

Por eso, si por ejemplo acudes a la AEPD porque una compañía telefónica no para de llamarte cuando ya has pedido que no lo hagan, te pedirán que antes trates de ejercer tus derechos relacionados con los datos personales: de acceso, rectificación, oposición o cancelación. En este caso, especialmente el último tiene que ver, ya que puedes pedir a las empresas que borren y dejen de utilizar tus datos. En este enlace, la Agencia da más información sobre ellos y cómo ejercitarlos.

Por último pero no menos importante, te dejamos este enlace en el que puedes ver todo aquello con lo que la AEPD no puede ayudarte (por ejemplo, a pelearte con tu operadora porque no ha respetado el contrato que firmasteis).

Fuente: AyudaLeyProtecciónDatos.es

¿Se puede “sacar” toda la información del móvil? 

Nos habéis preguntado si hay alguna manera de “sacar” la información que tenemos en nuestro móvil, como nuestros contactos o archivos y dónde podamos guardarla de forma segura. Aquí hay dos opciones muy diferentes entre sí: una es optar por un disco duro, que es un dispositivo físico al que podemos trasladar la información y llevar con nosotros, y otra por subirlo a la “nube”, es decir, guardarlo de forma online.

Un disco duro es una pieza de hardware que podemos comprar en una tienda de electrónica y que puede tener diferente capacidad, es decir, que puede tener más o menos espacio para que guardemos nuestros archivos. 

Si abres una imagen en tu móvil y abres el apartado que te lleve a la información de esa foto, verás que te habla de su “tamaño”, medido normalmente en MB (megabytes), que son unidades de medición de información en el campo digital. 1.000 MB equivalen a 1 GB (gigabytes) y 1.000 GB equivalen a un TB (terabyte).

¿Por qué te explicamos todo esto? Pues porque si optas por comprar un disco duro para guardar tus archivos, tendrás que fijarte en qué tipo de almacenamiento te conviene más para guardar lo que tengas en tu teléfono. Ten en cuenta que en 1 TB cabe mucha información si hablamos de archivos sencillos como imágenes o documentos. Otros archivos más complejos como los vídeos ocuparán algo más de espacio.

Cuando conectas un teléfono a un ordenador, dependiendo de si este tiene un sistema operativo Android, iOS (de Apple) u otro diferente, las opciones para interactuar con él desde el ordenador y pasar archivos serán diferentes. En este artículo de Xataka explican paso por paso cómo trasladar archivos de un móvil Android a un ordenador. Recuerda que depende de si tienes un iPhone o un Android, este proceso varía: muchos Android no funcionan en un ordendor Mac (de Apple) y los iPhone se suelen configurar mejor precisamente si tienes uno.

via GIPHY

La otra opción es subir nuestros archivos a la “nube” que es como se llama al servicio de almacenamiento online que ponen a disposición algunas empresas. Si tienes un iPhone en algún momento te habrás encontrado ajustes sobre “iCloud”, si tienes un Samsung de “Samsung Cloud”, en el caso de Huawei “Huawei Mobile Cloud”, etc.

Son las “nubes” que ponen a disposición las propias empresas propietarias de los dispositivos, pero la mayoría de las tecnológicas tienen la suya propia, donde se pueden almacenar archivos. Te sonará quizás “Google Drive”, donde se guardan documentos en la “nube” de Google o “Dropbox”, que pertenece a Microsoft. 

En nuestro repositorio de alternativas a las aplicaciones que usamos en el día a día, hay citadas más opciones de servicios de “nubes”, en caso de que decidieses utilizar una. La configuración para usarla depende de cada servicio, y podrías hacerlo tanto desde el móvil (usando una aplicación) como desde el ordenador (con el mismo proceso que explicamos arriba: trasladando los archivos al ordenador y de ahí incluyéndolos en nuestra “nube”).

¿Qué significa el término “uberización”?

¿No te suena a algo esa palabra? ¿Quizás a una empresa de coches con conductor que empezó a trabajar de forma similar a un taxi? Exactamente, el término uberización se formó a partir del nacimiento de la empresa Uber.

Esta empezó en 2010 como un programa que ponía en contacto a usuarios y conductores que estuvieran libres a precios más bajos que los taxis, pero ha llegado al punto en el que se ha convertido en una plataforma que ha monopolizado este mercado concreto, cuenta con un ingreso de 45.000 millones de euros y no trata demasiado bien a sus empleados (según estudios económicos sobre su uso). 

Todo eso lo ha conseguido sin someterse a una regulación específica, porque al funcionar solo desde una app móvil, había mucha normativa comercial, de consumo y de transporte que no seguía, además de que prácticamente no pagaba impuestos.

Para ser más claros: para una empresa nueva como era Uber, es difícil justificar cómo puede poner precios más bajos que un taxi si está haciendo el mismo trayecto. Y encima sin cobrar ningún extra al cliente por ello. Para explicarlo, se habla de una supuesta “economía colaborativa”, un concepto que hace referencia a que no hay necesidad de poner intermediarios entre empresa y cliente. Y es el ejemplo que describe el sistema económico que ahora mismo controlan las plataformas digitales y las grandes multinacionales tecnológicas: no hay nadie mediando entre nosotros, consumidores, y ellos.

via GIPHY

Es por eso que el término ha adquirido una connotación muy negativa, al señalar más bien la relación que este tipo de empresas hace con sus empleados y también con sus clientes, a quienes supuestamente se dedican a ofrecer un servicio en su beneficio. Sin embargo, lo hace una forma precaria y aprovechando recovecos legislativos para no respetar la regulación que sí aplicaría a un servicio similar que no funcione a través de una aplicación móvil.

En resumen: se utiliza el término uberización para hacer referencia a esas empresas de nueva creación que tiran los precios de mercado para hacerse con él y una vez convertido en un monopolio lo suben y dictan sus propias reglas. La clave está en ese concepto de “economía colaborativa” donde no hay intermediarios y los particulares hacen uso de un bien o servicio a través de plataformas tecnológicas.

Antes de iros…

No somos técnicos o ingenieros pero contamos con mucha ayuda de personas que son expertas en su campo para resolver vuestras dudas. Tampoco podemos deciros qué servicio usar o dejar de usar, solo os informamos para que luego decidáis cuál queréis usar y cómo. Porque definitivamente, juntos y juntas es más difícil que nos la cuelen.

Si tienes cualquier duda sobre esta información o cualquier otra relacionada con la manera de la que te relacionas con todo lo digital, háznosla llegar:

Primera fecha de publicación de este artículo: 04/08/2020.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *