Por qué las nueces, dentro de una dieta saludable, pueden ser beneficiosas para nuestra memoria y el cerebro dentro

Otra de las preguntas que nos habéis planteado esta semana es si es cierto que las nueces son buenas aliadas para nuestra memoria. Aunque de primeras parezca el típico mito sin pies ni cabeza de toda

Otra de las preguntas que nos habéis planteado esta semana es si es cierto que las nueces son buenas aliadas para nuestra memoria. Aunque de primeras parezca el típico mito sin pies ni cabeza de toda la vida, de los que nos encanta explicar en Maldita Ciencia, en este caso la cosa cambia: sí que existen evidencias de que el consumo de estos frutos secos, dentro de una dieta saludable en su conjunto, puede ser beneficioso para el cerebro.

«Estamos ante un alimento con numerosos ácidos grasos como el Omega 3 y 6 que son beneficiosos para nuestro organismo por sus acciones cardioprotectoras y antiinflamatorias. Además, entre sus compuestos existen numerosos minerales y micronutrientes como el fósforo y el magnesio, que son necesarios tanto para las funciones celulares como metabólicas», explica Sevi González, dietista-nutricionista y maldito que nos ha prestado sus superpoderes. «Es cierto que ayudan a prevenir la falta de memoria e incluso a mejorarla, además de ser positiva para la prevención de Alzhéimer», añade.

Según este estudio, publicado en febrero de 2020 en la revista científica Nutrients, diferentes investigaciones en animales y humanos sugieren que el consumo diario de nueces puede mejorar la función cognitiva, además de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, depresión y diabetes tipo 2, factores de riesgo para el desarrollo de la demencia.

Los experimentos en ratones que el estudio llevó a cabo sugieren que «a largo plazo, una dieta rica en nueces mejora significativamente la memoria y las habilidades de aprendizaje«, entre otras. «Estos informes sugieren que la intervención nutricional temprana y a largo plazo con nueces puede tener efectos beneficiosos para mantener la función cognitiva y proteger contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad, así como para reducir el riesgo, retrasar el inicio o ralentizar la progresión del deterioro cognitivo y la demencia en el Alzhéimer (como también sugiere este estudio en ratones)», concluyen los investigadores. También los resultados de otro estudio de 2009 apuntan que «la suplementación moderada de nueces puede mejorar el rendimiento cognitivo y motor de ratas envejecidas«.

Por su parte, una investigación basada en los resultados de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición americana (NHANES, por sus siglas en inglés), sugiere que existe una asociación positiva entre el consumo de nueces y las funciones cognitivas en adultos, independientemente de su edad, sexo o etnia, y que la ingesta diaria de nueces puede ser un hábito dietético beneficioso.

«El consumo diario de frutos secos, entre ellos las nueces (un puñado diario ya sea en el desayuno, para almorzar, añadir a las comidas, acompañar un lácteo para merendar…) es recomendable. De hecho, podemos equiparar sus beneficios a otros alimentos como los pescados y el aceite de oliva virgen extra», concluye González.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el maldito Sevi González.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Primera fecha de publicación: ___ de agosto de 2020.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *