«No son tiempos buenos, pero sí mejorables», por Marta Flich

Los rebrotes han llegado para quedarse, y preocupan más a algunas comunidades en particular. Mientras se echan la culpa unos a otros, los casos siguen aumentando sin que haya rastreadores suficientes. ¿Quién sale perdiendo? Los

Los rebrotes han llegado para quedarse, y preocupan más a algunas comunidades en particular. Mientras se echan la culpa unos a otros, los casos siguen aumentando sin que haya rastreadores suficientes. ¿Quién sale perdiendo? Los ancianos que están en las residencias y que tienen mayor riesgo en caso de contraer el virus

Los partidos políticos, por su parte, siguen enfurruñados y negándose a hablar unos con otros. ¿Ni siquiera la pandemia puede hacer que nos sentemos a hablar por una vez? Ah, y todo eso sin contar con lo del emérito. ¡Puf!

No son tiempos buenos, pero sí mejorables.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *