Qué ha sido del rapero Kanye West y su carrera presidencial en EEUU

Rich Fury/VF20 via Getty Images El rapero Kanye West venía anunciando su intención de presentar la candidatura a la presidencia de EEUU varios meses, pero fue el 5 de julio cuando lo hizo oficial.  “Ahora

El rapero Kanye West venía anunciando su intención de presentar la candidatura a la presidencia de EEUU varios meses, pero fue el 5 de julio cuando lo hizo oficial. 

“Ahora debemos hacer la promesa de un Estados Unidos confiando en Dios, unificando nuestra visión y construyendo nuestro futuro. ¡Me postulo para presidente de los Estados Unidos!”, escribió en un tuit. Parecía coña, pero West tiene más de 30 millones de seguidores en Twitter y Kim Kardashian, su pareja que le apoya en este camino, casi 67 millones de seguidores. Su presentación dio mucho sobre qué hablar: ¿era una campaña de marketing o iba en serio? 

Pero más allá de las dudas, el impacto inicial y los posteriores memes, muchos se preguntan qué tiene que ofrecer el rapero como presidente, en qué consiste su discurso y qué ideas defiende. Además, durante el último mes se ha hablado de Donald Trump y Joe Biden, pero a West se le ha perdido la pista. 

Y es que no se ha esforzado demasiado en dar la nota. Desde que hizo pública su candidatura sólo ha dado un mitin de campaña, dos entrevistas y escrito varios tuits. Algunas revistas apuntan a que actualmente está viviendo una crisis en el marco de su bipolaridad y que actualmente él y Kim Kardashian hacen vidas separadas. 

Pero… ¿cuál es su discurso?

West se acerca mucho más al ideario republicano que al demócrata en un país en el que el bipartidismo es muy acentuado. Se ha declarado seguidor de Donald Trump y ha contratado asesores republicanos para su campaña. Eso sí, Trump ha decidido tomar distancias ante los rumores que hablaban de una alianza entre ambos: “Kanye me gusta, pero yo no tengo nada que ver con que haya decidido presentarse”.

En una polémica entrevista en Forbes, el rapero explicó que el eslogan de su campaña será “YES!” y que su partido se llamaba Birthday Party (El Partido del Cumpleaños o Fiesta de Cumpleaños). “Cuando ganemos, será como el cumpleaños de todo el mundo”, añadió. Señaló que se había presentado a las elecciones porque “Dios me dio claridad y me dijo que era el momento”. En la misma entrevista dijo que sospechaba de las posibles vacunas contra la Covid-19 o que el sistema de planificación familiar de EE UU es obra de los supremacistas blancos.

En su primer y único mitin, West pareció tomar posturas políticas de manera espontánea sobre temas como el aborto, lo que llevó a que se escuchasen algunos abucheos, según la BBC. Lloró hablando sobre el aborto y contando que sus padres casi toman la decisión de que no naciera y que él “casi mata” a su hija. Eso sí: declaró que el aborto debería seguir siendo real pero aumentando las ayudas a las madres que quieren dar a luz. 

Otro momento polémico del encuentro fue cuando mencionó a la abolicionista de la esclavitud y luchadora por los derechos civiles en el siglo XIX, Harriet Tubman, diciendo que “nunca liberó esclavos, simplemente hizo que trabajasen para otras personas blancas”. Al público tampoco le gustó y además, no es verdad, como se cuenta en este reportaje sobre ella de El HuffPost. 

Esta ha sido la única aparición pública que ha hecho en campaña desde que se presentó a las elecciones. Por lo que su discurso aún es un poco difuso. 

Para quitar votos a los demócratas

En la revista a Forbes West confirmó lo que muchos sospechaban: que con su candidatura busca restar votos al demócrata Joe Biden en noviembre. Por eso algunos le han acusado de pactar con los republicanos. En especial, el voto de los afroamericanos. “Afirmar que el voto negro es demócrata es una forma de racismo o de supremacismo blanco”, dijo entonces. 

¿Tiene posibilidades de ganar? 

Realmente no. Nadie piensa que el rapero pueda ganar las elecciones y, además, actualmente es matemáticamente imposible. Esto se debe a que ha llegado tarde para registrarse en varios estados. Además, en algunos de los estados donde presentó todas las firmas, ha sido descalificado porque muchas resultaron ser falsas o el proceso está paralizado, como sucede en Wisconsin. 

Pero esto no significa que no pueda influir en las elecciones rascando votos demócratas. De momento, ha conseguido figurar como candidato independiente de Utah, Oklahoma y Colorado. 

Una llamada al boicot

Su declaración de intenciones sobre dividir el voto demócrata ha hecho que muchos seguidores de Biden llamasen por redes sociales al boicot de los negocios del matrimonio West-Kardashian. Uno de los que propuso la iniciativa fue Joe Lokhart, el que fue portavoz de Bill Clinton en la Casa Blanca. “Golpeémosles en el bolsillo”, dijo, “eso incluye a todos ellos”. Tanto West como Kardashian tienen sus propias marcas de zapatillas — Yeezy—, perfumes y ropa y figuran en las listas de celebridades con más dinero del mundo.

Quizá por su devoción a la moda, aunque sepa a ciencia cierta que no va a ganar, West no ha escatimado en merchandising para los comicios de noviembre. Como Donald Trump hizo en su día, ha sacado entre otras cosas una gorra diseñada especialmente para la ocasión (eso sí, con bastante mejor gusto). 

Y es que si algo sabe hacer Kanye West es ganarse a su público. El diseño del merchan no es casualidad: tanto las camisetas como las gorras recuerdan a una de las marcas urbanas de los años 80: Vision Street Wear, como el mismo rapero ha revelado en redes. 

Su visión para un Tik Tok cristiano

La última de sus polémicas ha tenido lugar esta semana. “He tenido una visión”, publicaba el artista en Twitter. Su propuesta: colaborar con Tik Tok, la red social que arrasa entre los adolescentes, para convertirla así en una red apta para jóvenes cristianos con contenidos aptos para los mismos. 

 

Un trastorno bipolar

West es un cristiano practicante y tiene unos puntos de vista sobre la religión que han despertado mucha curiosidad. Además, ha tenido varias polémicas por sus conductas en público, así como por sus comentarios sobre la moda, la industria musical o la raza. 

Ha colaborado con marcas como Nike, Louis Vuitton o Adidas. Es uno de los artistas musicales que más ha vendido en todo el mundo y acumula hasta 21 premios Gammy. 

En 2019 habló abiertamente de su trastorno de bipolaridad, tratando así de desestigmatizar el problema: “Es un problema de salud que va asociado a un gran estigma y, en consecuencia, a la gente se le permite decir cualquier cosa al respecto y discriminarte en base a ello”, explicó en el programa de entrevistas No necesitan presentación. 

Esos problemas de salud le han llevaron una vez a tener que ingresar en un centro psiquiátrico y cancelar su gira. La paranoia le hace pensar que todo el mundo quiere matarle o conspira en su contra. Habló también del tratamiento que los médicos daban a los enfermos: “Te intentan reducir, te atan a la cama y te separan de las personas que conoces”. Por eso ha decidido hablar sobre ello: “Ahora puedo hacer algo para cambiarlo”. 

En julio de este año, la revista People publicó que, según una fuente cercana al artista, West está actualmente sufriendo un episodio de su trastorno de bipolaridad. Pero el artista ni ninguna fuente oficial lo ha confirmado. 




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *