Sanitarios de la primaria de Madrid llevan a la justicia la gestión de Ayuso

El muro de contención ideado para garantizar la óptima calidad del servicio sanitario en Madrid reduciendo, además, la carga hospitalaria, no aguanta más. Víctimas de los recortes y de las promesas incumplidas, cerca de 300


El muro de contención ideado para garantizar la óptima calidad del servicio sanitario en Madrid reduciendo, además, la carga hospitalaria, no aguanta más. Víctimas de los recortes y de las promesas incumplidas, cerca de 300 profesionales sanitarios pertenecientes al colectivo de atención primaria APseMueve han decidido judicializar el “abandono y el maltrato institucional” al que le somete el Gobierno regional presidido por Isabel Díaz Ayuso.

La primaria de Madrid argumenta que es la única salida que les deja el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, quien se ha negado hasta la fecha a recibirles y atender sus reclamaciones por “la falta de personal, la existencia de cupos falseados, la proliferación de pacientes fantasma que no cuentan para la administración y listas de espera sin límite”, entre otras. Demandas para las que siempre se topan con la misma respuesta: La falta de presupuesto y la dificultad para cubrir las plazas vacantes. “Dos excusas” que se entienden por la brecha salarial del sector con respecto de otras comunidades autónomas así como de otros países europeos.






Los denunciantes piden reducir el cupo a 28 pacientes por jornada laboral y consultas de, al menos, 12 minutos





Solo en los últimos tres años, la Consejería de Sanidad ha reconocido un incremento de la población asignada a atención primaria de 150.000 personas para los que apenas se han contratado 19 nuevos médicos. Lo que establece una media de un profesional por cada 7.894 pacientes dejando a Madrid con una de las peores ratio de media de médicos de España, al estimarse que faltan 600 médicos de familia y 150 pediatras de primaria en la región.

Desde APseMueve inciden en que los problemas no los ha originado la pandemia, pero sí que “los ha agravado hasta convertirlos en inasumibles”, temiendo una segunda oleada acabe desbordando los hospitales. “Es del todo imposible cubrir esos déficits. No damos abasto, nos encontramos sin margen para planificar el día a día… a veces resulta imposible incluso ir al baño”, resumen.

Por todo ello han habilitado un formulario de adhesión a una ­sociedad instrumental que será quien presente la demanda colectiva. En principio contra la Comunidad de Madrid. Aunque no descartan elevarla, posteriormente, al Gobierno central.

A la espera de cerrar el proceso e iniciar la tramitación judicial, el colectivo –que aúna a médicos de diferentes entornos– ha enumerado sus objetivos entre los que destacan la necesidad de que se establezca un tiempo mínimo para la atención a un paciente –fijando en 12 minutos la duración mínima de cada consulta–, así como la de establecer el número de pacientes atendidos en una jornada laboral –con un máximo de 28 salvo en caso de urgencias o emergencias–.





Asimismo, inciden en la necesidad de redimensionar los cupos de pacientes por profesional con criterios racionales, públicos y transparentes que permitan los puntos anteriores. Ponderando su tamaño por edad, morbilidad, número de pacientes complejos e inmovilizados, nivel socioeconómico, dispersión y ruralidad. Y exigen que se cuenten desplazados, pacientes sin tarjeta sanitaria, transeúntes sin permiso de residencia, lactantes y tarjeta sanitaria europea.

Las carencias materiales también forman parte de estas reivindicaciones destacando la dotación de elementos de protección y seguridad a los centros de salud así como la disposición de vehículos acreditados para asistencia a domicilios.

En lo referente a las condiciones laborales y de conciliación de los profesionales, APseMueve solicita poner fin a la precariedad laboral supliendo al 100% de los profesionales ausentes y reforzando los equipos en las épocas de mayor demanda en relación con los planes de contingencia establecidos para cada situación.






Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *