La campaña de vacunación de la gripe: por qué se adelanta, quién debe vacunarse y en qué se diferencian sus síntomas de la COVID-19

La gripe es una enfermedad infecciosa respiratoria causada por un virus cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno. Este año coexistirá con la COVID-19, con la que comparte síntomas como la fiebre, la tos, la fatiga o el dolor de cabeza. Para la COVID-19, aún no hay vacuna. Para la gripe sí y, según el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud, es la medida más eficaz para prevenir esta enfermedad y sus complicaciones. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Con el objetivo de evitar colapsos sanitarios debido a la pandemia, este año la campaña de vacunación de la gripe se va a adelantar unas semanas, como ha anunciado el ministerio.

Sanidad adelanta a principios octubre la campaña de vacunación 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que en 2020 la campaña de vacunación de la gripe se realizará antes que en años anteriores. “Normalmente se empezaba a finales de octubre o principios de noviembre. Este año vamos a hacerlo durante la primera quincena de octubre, idealmente la primera semana de octubre en todo el territorio de nuestro país”, ha afirmado. 

¿Cuál es el propósito de que este año empiece antes la campaña de vacunación? Sanidad ha tomado esta medida debido a la posible coexistencia de la gripe con la COVID-19 para proteger a los más vulnerables e intentar prevenir la saturación del sistema asistencial, como recoge el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud publicado el pasado 27 de agosto.

Jorge Carrillo, vocal de la Sociedad Española de Inmunología e investigador en IrsiCaixa, confirma a Maldita Ciencia que el objetivo es que las personas estén protegidas contra la gripe lo antes posible para evitar la coincidencia de esta enfermedad con la COVID-19. 

“Debido a que las dos son enfermedades infecciosas respiratorias con sintomatología parecida y grupos de riesgo similares, la coincidencia de la gripe y de la COVID-19 podría ser difícil de manejar por el sistema nacional de salud”, indica. 

¿Qué supone la coexistencia de la gripe y la COVID-19?

El investigador cuenta que se podrían producir colapsos sanitarios si creciera mucho el número de personas afectadas por una u otra enfermedad en un corto periodo de tiempo. E insiste en la importancia de la vacunación temprana: “Para la COVID-19 no hay vacuna disponible pero sí la hay para la gripe”. En Maldita Ciencia ya os hemos explicado en qué consiste la vacuna de la gripe, si debes ponértela, sus efectos secundarios y si tienes que vacunarte cada año.

Isabel Jimeno, responsable de vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia y directora del Centro de Salud Isla de Oza de Madrid, indica a Maldita Ciencia que empezar antes la campaña de vacunación también puede permitir diseñar estrategias dirigidas a aumentar coberturas, “facilitando puntos de vacunación y alargando la campaña para evitar aglomeraciones”.

¿Dónde tiene que ir una persona para vacunarse de la gripe? El Ministerio de Sanidad ha explicado a Maldita Ciencia que esta decisión es competencia de las comunidades autónomas. “Todavía no está clara la estrategia”, responde Jimeno. En principio, según cuenta, la campaña se llevaría a cabo en los centros de salud y en las residencias: “Tenemos que lograr que el acceso sea fácil y seguro, por ejemplo, con visitas domiciliarias o circuitos limpios (para que los pacientes contagiados de coronavirus no se crucen con el resto) en los centros de salud”.

¿Qué personas deben vacunarse? 

La campaña de la gripe tiene como objetivo proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe y a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones, como recoge el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Además, el organismo recomienda vacunar también a quienes proporcionan servicios esenciales o puedan estar expuestos en su trabajo a virus aviares o porcinos. 

Carrillo afirma que para poder evitar la coexistencia de esta enfermedad con la COVID-19 este año es importante que se vacune de gripe la mayor cantidad de personas posible. El Gobierno ha hecho una compra extraordinaria de 5,2 millones de dosis que repartirá a las comunidades. Según Illa, el objetivo es alcanzar una cobertura del 75% en el personal sanitario y los mayores de 64 años y del 60% en el caso de embarazadas y personas con condiciones de riesgo. 

El año pasado, se alcanzó una cobertura del 53,5% en mayores de 65 años, el 40,5% en personal sanitario y el 48,5% en mujeres embarazadas, según el Ministerio de Sanidad, que el 21 de septiembre ha lanzado la campaña Yo me vacuno. Este año marco la diferencia: «Con ello, se evitaron un 26% de las hospitalizaciones, un 40% de ingresos en UCI y un 37% de muertes atribuibles a la gripe». *

“Para esta campaña, dada la incertidumbre en torno al comportamiento que pueda presentar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, se realiza un énfasis especial en aumentar las coberturas de vacunación frente a la gripe especialmente en el personal sanitario y sociosanitario, personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años, y personas de cualquier edad con condiciones de riesgo”, indica el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Entre las personas con menos de 65 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe, están por ejemplo las embarazadas o los bebés mayores de seis meses o adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o respiratorias, obesidad mórbida o cáncer. Puedes consultar la lista completa de personas a las que va dirigida la campaña de vacunación de la gripe

Fiebre, tos, fatiga o dolor de cabeza: los síntomas compartidos entre la gripe y la COVID-19

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) explican que tanto la gripe como la COVID-19 son enfermedades respiratorias contagiosas pero son provocadas por virus diferentes. “La COVID-19 es causada por la infección de un nuevo coronavirus (llamado SARS-CoV-2) y la gripe es causada por la infección de los virus de la influenza”, señalan.

Algunos síntomas de ambas enfermedades son similares. Por ejemplo, los CDC mencionan la fiebre, la tos, la dificultad para respirar, la fatiga, el dolor de garganta, la nariz taponada o el dolor muscular o de cabeza.

Estos síntomas comunes, según los CDC, hacen que pueda ser “difícil” distinguir ambas enfermedades basándose solo en los síntomas y podría ser necesario realizar una prueba de detección para ayudar a confirmar el diagnóstico.

La pérdida de olfato o de gusto, entre los síntomas distintivos de la COVID-19

Aunque algunos síntomas son similares, hay diferencias entre las dos enfermedades. Por ejemplo, los CDC mencionan la pérdida del olfato o el gusto solo en el caso de la COVID-19.

Jiménez menciona también la dificultad respiratoria que aparece de forma súbita y repentina, que si bien puede darse también en la gripe, en la mayoría de ocasiones la aparición “no es tan brusca”. En Maldita Ciencia ya os hemos explicado cuáles son las principales diferencias entre los síntomas de la COVID-19 y la gripe.

Aunque la gama de síntomas es similar, la Organización Mundial de la Salud indica que la posibilidad de sufrir una infección grave es mayor si se padece la COVID-19 que la gripe. 

“Para COVID-19, los datos hasta la fecha sugieren que el 80% de las infecciones son leves o asintomáticas, el 15% son infecciones graves, que requieren oxígeno, y el 5% son infecciones críticas, que requieren ventilación. Estas proporciones de infección grave y crítica serían superiores a las observadas para la infección por gripe”, añade.

Consultar al médico de cabecera si se tienen síntomas y acudir a urgencias si son graves

¿Qué se debe hacer si se tiene alguno de estos síntomas? Como es difícil distinguir la gripe de la COVID-19, es importante consultar al médico de cabecera para que te diga cómo proceder y qué pruebas debes realizarte. Carrillo recomienda pedir cita telefónica y, si los síntomas son más graves, acudir a urgencias.  

Aparte de vacunarse, el investigador aconseja seguir las mismas medidas que se toman para evitar contagiarse de coronavirus: “Lavado de manos, distancia social, uso de mascarillas o no ir a trabajar si te encuentras mal”.

* Actualizado el 21 de septiembre con datos del Ministerio de Sanidad y el inicio de la campaña ‘Yo me vacuno. Este año marco la diferencia‘.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.

Primera fecha de publicación del artículo: 21/09/2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *