Las nuevas «restricciones a la movilidad» en la Comunidad de Madrid

A partir de esta misma noche, a las 0:00 horas del ya lunes, comienzan las nuevas restricciones a la movilidad marcadas por el Gobierno de Madrid y que afectan a 858.153 personas, un 13% de los madrileños, de 37 “zonas básicas de salud”; desde Carabanchel, pasando por Usera, Villaverde, Villa de Vallecas, Pueblo de Vallecas, Ciudad Lineal, además de distintas zonas de los municipios de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Getafe, Fuenlabrada, Parla, Humanes y Moraleja de Enmedio, zonas en las que según los estudios epidemiológicos se están produciendo el 25% de todos los contagios de Madrid.

Son muchas las dudas que la mayoría de ciudadanos tienen en cuanto a la forma de cumplir con las nuevas restricciones, que se pueden consultar en la orden publicada ayer por la Comunidad de Madrid, por lo que de nuevo echo en falta más pedagogía política, más pedagogía sanitaria y sobre todo, un plan estratégico de comunicación que nos explique a los ciudadanos todo lo que necesitamos saber: ¿Vivo en una calle que está dentro de las nuevas restricciones? ¿Qué es una Zona Básica de Salud? ¿Cuáles son los límites geográficos? ¿Por qué en una acera un bar o restaurante tiene que cerrar a las 22 horas y el de enfrente no? ¿Puedo asistir a mi madre en su casa? ¿Se mejorará de alguna forma el transporte público de nuestros barrios? Y un largo etcétera.

Anoche en el Informativo de Telemadrid, y gracias a la invitación de su equipo directivo, tuve la ocasión de explicar algunas de estas cuestiones al recordar que una Zona Básica de Salud, no es un pueblo, ni un barrio, ni un distrito, sino que es un indicador demográfico que utilizamos en salud pública y que consiste en la zona que corresponde atender a un determinado centro de salud. ¿Se podría haber hecho de otro modo? Es posible que si, pero siempre se tendría que hacer el corte geográfico de alguna manera y al final, claro que muchos seguirían sin comprender las diferencias; pero a pesar de todo, debemos recuperar la credibilidad que muchas personas han perdido en la ciencia y la epidemiología, en definitiva, en la Salud Pública.

También me atreví solicitar al Gobierno, en una de mis intervenciones de anoche, que reflexionara en cuanto a los cambios necesarios que se deberían hacer en todos los transportes públicos: metro, autobús y trenes de cercanía. Y es posible que me adelantara porque hoy mismo el Consejero de Transportes me confirmaba que ya estaban trabajando en las necesarias remodelaciones y que publicarían una nota informativa al respecto, que ya recogen casi todos los medios de comunicación. Quien me conoce sabe que, desde mi libertad e independencia, siempre he sido crítico, pero “constructivo” ofreciendo las soluciones que creo más necesarias, pero también hay que saber “darle al César lo que es del César”, y a eso voy.

Me confirmaba a primera hora de la mañana Angel Garrido las nuevas medidas en el refuerzo de los transportes públicos, en todas las zonas afectadas por las nuevas restricciones a la movilidad. Se tendrán en cuenta las 44 estaciones de Metro de estas zonas, y para mejorar el servicio se harán “recorridos en bucle”, que consiste en trayectos más cortos de algunos trenes, para reforzar el servicio en los tramos de línea con más afluencia y de esta forma reducir el tiempo de espera en el andén y aumentar la frecuencia de los trenes.

También se va a reforzar el control automático de los aforos con una mayor restricción en las cuotas de entrada en estas 44 estaciones, y me confirman que toda esta información está ya operativa en la App de Metro. Si se consiguen poner en marcha estas medidas, seguro que podremos ampliar la “distancia” entre los pasajeros y evitar que sean 3 las personas que puedan viajar por metro cuadrado, contribuyendo así a disminuir el posible contagio del Coronavirus.

Se verán también reforzados los recursos en los autobuses de la EMT, ampliando la oferta un 30%, con 437 autobuses más, hasta completar un total de 1906. De este modo se garantiza que, en los 5 distritos afectados, a partir de mañana lunes podremos contar con 200 autobuses más.

Y en cuanto a los autobuses interurbanos, nos aseguran que estará disponible el 100 % de los recursos en todas las líneas de la Comunidad, consiguiendo de este modo un total de 27.442 expediciones diarias.

Sinceramente, felicito la iniciativa porque creo que estas medidas son necesarias ante la situación actual, así como que deberían extenderse a todos los trenes de cercanías, y también que se deberían adoptar en todas las comunidades autónomas porque el problema del transporte público afecta a todos los españoles, tengan los datos epidemiológicos que tengan, con el fin de que podamos controlar esta pandemia entre todos.

Pero también es verdad que además de las medidas que los gobiernos pongan en marcha, como éstas de la Comunidad de Madrid, es necesario que todas las empresas españolas y de una forma muy especial las madrileñas, modifiquen de inmediato el horario de sus trabajadores, con diferentes tramos de escalada en la hora de entrada y de salida, con el fin de evitar las acumulaciones de personas en los diferentes medios de transporte público.

Y en cuanto a la “comunicación”, sinceramente creo que es mejorable y en estos momentos de incertidumbre de las personas que viven en las zonas afectadas por las restricciones en su movilidad, mucho más. Creo que toda la información al respecto de esta nueva y dolorosa situación debería estar en la portada de la página Web de la Comunidad de Madrid, algo que todavía no se ha hecho realidad, al menos a la hora de escribir este artículo de opinión. Debería abrir la página Web con la “nueva orden de la Consejería de Sanidad” y con un mapa claro, sencillo y didáctico de las zonas afectadas, además de un “buscador de calles”, como los que ya nos ofrecen muchos medios de comunicación, para que cualquier persona que viva en estas zonas pueda consultar si realmente vive en una calle afectada por las restricciones. Cuando las personas conocemos todo lo que necesitamos saber, se nos hace mucho más fácil y llevadero cumplir con las restricciones.

Y recordemos que no todos tenemos acceso a Internet, que en estas zonas viven muchas personas mayores que no se comunican con las nuevas tecnologías; ¿qué trabajo cuesta buzonear los mapas de cada zona con las calles incluidas? Se trata solo de hacer los mapas y fotocopiarlos, llevarlos a los buzones de todos, y que estén a nuestra disposición en las farmacias, los centros de salud, los supermercados, los bares y cafeterías, en definitiva en todos los locales públicos. Se trata de facilitar a todos cuantas más cosas mejor, para asegurar un mejor cumplimiento y una mayor implicación ciudadana.

La verdad es que es difícil para cualquier gobierno tomar estas decisiones o cualquier otra que restrinja la movilidad o los derechos de los ciudadanos en beneficio de nuestra Salud Pública, pero también es cierto que es muy, pero que muy difícil velar por el cumplimiento de tantas normas y en ello deberían esforzarse nuestras autoridades en estos momentos, porque no es de recibo que a fecha de hoy todavía haya más de 1.000 personas que no están cumpliendo con las indicaciones de sus médicos para guardar una cuarentena o respetar un aislamiento, con lo que están poniendo en claro riesgo la salud de todos.

Ahora nos toca seguir confiando en que estas nuevas medidas, unidas a las pruebas serológicas que nos ha prometido la Presidenta, sirvan para mejorar todos los indicadores y disminuyan los contagios, pero para eso también es imprescindible la colaboración y la responsabilidad de todos y cada uno de nosotros, respetando las “3 reglas de oro” de la prevención del contagio: la higiene extremada de las manos, la distancia de seguridad de 1.5 a 2 metros y el uso adecuado de las mascarillas más eficaces.

Y seguiremos confiando en una iniciativa similar por parte de las autoridades aanitarias, reforzando la Atención Primaria de Salud y los Hospitales con más profesionales de todos los estamentos: profesionales médicos, de enfermería, personal auxiliar, rastreadores, administrativos, etc.; pero también con una adecuada reorganización de todos ellos, para que tanto las personas afectadas por la COVID-19, como el resto de pacientes puedan sentirse atendidos de sus diferentes patologías e intervenciones quirúrgicas.

Y no, no es solo una cuestión de quienes viven en las zonas afectadas, es un problema de todos, y todos debemos remar en la misma dirección, incluso los partidos políticos de la oposición, que deberían acabar de una vez por todas con sus constantes rifirrafes y ponerse al lado de todos nosotros, los ciudadanos.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *