No abras este SMS que suplanta al Banco Santander y te dice que has sido «deshabilitado por razones de seguridad»: es ‘phishing’

Es posible que en los últimos días hayas recibido un supuesto SMS del Banco Santander en el que te dicen que tu usuario ha sido «deshabilitado por razones de seguridad». Si es así, no abras el enlace que incluyen ni facilites dato alguno, porque es un caso de phishing con el que quieren hacerse con tu dinero.

En respuesta a un usuario que preguntaba por ese SMS, el Banco Santander ha dicho que «nosotros nunca te pediremos por correo electrónico o SMS ninguna de tus Claves o datos de tus productos».

Cuando pinchas en el enlace, te redirigen a una web que suplanta también la página de acceso del Santander, pero, como se puede comprobar, la URL no es la oficial de dicha entidad bancaria:

Por otra parte, es probable que hayas recibido este SMS pese a que no dispones de una cuenta en el Santander, eso se deba a que este tipo de timos suele llevarse a cabo mediante el envío masivo de mensajes de texto o emails en los que, por estadística, siempre suele haber clientes de la empresa a la que suplantan.

En definitiva, este SMS no es del Banco Santander y no debes pinchar ni en el enlace ni facilitar tus datos. Si lo has hecho, llama cuanto antes al teléfono habilitado por la entidad: 915 123 123.

Si te envían un mensaje sospechoso como este recuerda que puedes contactar con la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) o también puedes utilizar su línea de ayuda en ciberseguridad.

Cosas en las que fijarte para que no te timen

  1. Fíjate bien en la dirección del correo electrónico. Si te llega un mensaje, presta atención a la dirección del correo que te lo envía, concretamente a lo que viene después de la «@». Si notas algo raro, borra el correo.
  2. Mira la dirección de la web a la que te redirige. Normalmente este tipo de notificaciones vienen con un link en el que te piden que introduzcas tus datos. Si la url de esta página web no es de la empresa por la que se hace pasar o es una mezcla de letras, números y el nombre de esa empresa, no introduzcas tus datos. Para ello, fíjate bien en lo que aparece antes del último punto, ese es el dominio real de la página web.
  3. Si una institución supuestamente se está poniendo en contacto contigo, pero no está dirigido a tu nombre, sospecha.
  4. Contrasta con las fuentes antes de dar tus datos. Estos mensajes transmiten urgencia para que no te dé tiempo a reaccionar. Recuerda que puedes preguntar a la propia compañía, a la Policía o a la Guardia Civil o a nosotros a través de nuestro servicio de WhatsApp.

Si has sido víctimas de este timo, puedes contarnos tu caso mandando un correo a [email protected]




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *