Usar medidores de calidad del aire podría ayudar a frenar la transmisión del coronavirus

Hasta ahora, investigaciones y estudios han corroborado que el coronavirus se transmite a través de las gotículas respiratorias que se expulsan cuando la persona tose, estornuda o respira. Es por esto que la mascarilla, la

Hasta ahora, investigaciones y estudios han corroborado que el coronavirus se transmite a través de las gotículas respiratorias que se expulsan cuando la persona tose, estornuda o respira. Es por esto que la mascarilla, la distancia social y el lavado de manos se han considerado como las principales medidas para evitar la expansión del virus. Y esto tiene que seguir siendo así.

En estas últimas semanas, cada vez son más las voces entre la comunidad científica que afirman que la transmisión aérea se baraja como otra de las grandes vías de contagio de la covid-19, aunque la OMS aún no lo ha admitido de forma rotunda. Esto quiere decir que el virus podría viajar más allá de 1,8 metros y permanecer en el aire durante dos horas.

La mesa de debate del programa Informe Covid conducido por Iker Jiménez ha puesto sobre la mesa esta hipótesis, advirtiendo de que, de ser así, los espacios al aire libre serían la mejor opción, la mascarilla —bien ajustada—absolutamente imprescindible y una ventilación adecuada en sitios cerrados un objetivo fundamental si se quieren frenar los contagios.

Una concentración menor de 800 partes por un millón (ppm) se considera adecuada. A partir de estos niveles, la alerta saltaría: la ventilación no es suficiente y esto facilitaría la permanencia del virus en el aire y su capacidad de transmisión se prolongaría durante horas.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *