El corazón de España. Por Federico Sánchez Arias@


El corazón es un órgano que cumple una función esencial para todo nuestro organismo. Es el motor que posibilita que la vida se mantenga y el resto de los órganos, tejidos y sistemas de nuestro cuerpo estén plenamente operativos.

Madrid es el corazón de España; de una nación que -en estos momentos- necesita ser defendida por todos, ante los continuos ataques a su integridad territorial y a sus ciudadanos. Ser español debe ser motivo de orgullo y de satisfacción. Por fortuna -cuantas naciones lo pedirían para sí- contamos con una rica, fecunda y variada historia común, a la que algunos (los menos) pretenden (sin éxito) restar mérito o valor esencial.

Madrid es tierra de acogida. Su capital, su provincia es la casa común donde todos pueden sentirse integrados; en nuestra Comunidad no se pregunta por el lugar de procedencia, no se limita o pone barreras idiomáticas, culturales o sociales para todas aquellas personas que vienen a visitarnos, trabajar o fijar su residencia.

Madrid es centro de oportunidades. El trabajo nos permite alcanzar las metas u objetivos que queremos realizar en nuestra vida. Trabajar, tener un trabajo digno y debidamente remunerado, fruto del esfuerzo y preparación, deben ser ejes esenciales en el día a día. La Comunidad de Madrid brinda la oportunidad de desarrollarnos como personas, de mantener un trabajo que posibilita crecer y ayudar a otros en su desarrollo.

Madrid es cultura. Sí, Madrid es una Comunidad abierta a la realidad del mundo cultural: teatros, exposiciones, bibliotecas, tertulias, cines, centros sociales…

Madrid es festividad, alegría, extroversión. Lo comprobamos cuando paseamos por sus calles avenidas y bulevares, sintiendo la frescura de sus terrazas y el aire jovial de sus gentes.

Madrid es educación, desarrollo y progreso. Cuenta con importantes universidades, centros escolares, institutos.

Madrid es salud y bienestar. Con sus equipamientos de centros de salud, hospitales, residencias, centros de día.

Madrid es verde. Con sus zonas ajardinadas, parques, Casa de Campo, Retiro, calles y avenidas con árboles.

No voy a comentar sobre los aspectos que son mejorables de una gran comunidad como la de Madrid; siempre es posible y necesario optimizar los recursos. Del aspecto negativo, otros hablan en exceso. Por cierto, los mismos que no quieren dejar de vivir en nuestra comunidad.

Ha llegado el momento de resaltar todo lo positivo que tiene Madrid y su Comunidad. Es el centro de nuestra nación: geográfica, política y culturalmente hablando. Por ello, necesariamente, tenía que ser lugar de acogida, para que nadie pueda sentirse extranjero. Esta es su casa. Así es Madrid…y los madrileños, nacidos o acogidos.

Quienes pretendan anular o asfixiar a Madrid se equivocan. Este es un gran pueblo, con sentido de responsabilidad y no va a permitir que nadie -y menos por oscuros intereses partidistas- secuestre lo que tanto ha costado obtener y mantener: nuestra libertad y dignidad.

Por toda esta extraordinaria realidad que vivimos aquí, en Madrid, podemos afirmar que es el corazón de España.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *