Normalidad con controles aleatorios en el primer día

Madrid entró desde la noche de este viernes en una nueva fase para controlar la expansión del coronavirus. Tras una semana de discrepancias, con reproches a nivel político por la gestión de la crisis sanitaria, la capital y otros nueve municipios de la región se encuentran ya bajo las nuevas restricciones de movilidad dictadas por el Ministerio de Sanidad.

Las medidas, basadas en un confinamiento perimetral de los distintos municipios afectados, ha obligado a casi 5 millones de madrileños a modificar algunos hábitos en cuanto a movilidad. Tras la primera noche de excepcionalidad, la incertidumbre y las dudas entre los ciudadanos poco a poco remiten en unas calles que, desde las 22 horas, vieron como bares y comercios cerraban en muchos casos antes de lo habitual.






Éxodo en las horas previas al confinamiento perimetral





La primera jornada transcurre con relativa normalidad, con la presencia de varios controles policiales aleatorios en las zonas limítrofes para evitar que los ciudadanos incumplan las nuevas medidas impuestas para controlar la pandemia. Además, la región cuenta con el refuerzo de los 700 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, previsto por la Delegación del Gobierno en Madrid.

Controles policiales en Madrid, este sábado, tras la entrada en vigor de las restricciones
Controles policiales en Madrid, este sábado, tras la entrada en vigor de las restricciones
(Paul White / AP)



En las horas previas a la entrada en vigor de las medidas, la capital madrileña y varias zonas afectadas vivieron una especie de éxodo rural
, con ciudadanos que decidieron abandonar Madrid ante la inminente implementación de las restricciones. “El taxista nos contó que había notado que mucha gente se estaba marchando a segundas residencias”, detalla Xavier Vernet, llegado a Madrid en las últimas horas.


“La situación se parece bastante a lo vivido estos últimos días”





Residente desde este viernes en la capital madrileña, protagonizó el camino inverso al hecho por muchos ciudadanos que decidieron marcharse. Tras llegar anoche procedente de Catalunya, detalla que las primeras horas con las nuevas restricciones están siendo “muy tranquilas” y sin demasiados cambios respecto a lo que ha vivido estas últimas semanas en Barcelona en la calle.





“Por lo que he podido ver, la situación se parece bastante a la que han vivido estos últimos días mis compañeros”, relata. “Hasta ahora no he tenido la sensación de estar en un confinamiento más severo”, explica pasadas las primeras horas. Pese a todo, muestra su “sorpresa” al constatar que las calles siguen abarrotadas de gente. “Esperaba encontrar una ciudad con menos actividad social”, admite, añadiendo que “no poder desplazarse a otras zonas vecinas es un mal menor en estos momentos”.


Las medidas se mantendrán, al menos, los próximos 14 días





Durante al menos los próximos 14 días, será uno de los ciudadanos sujetos a las medidas. Por el momento, sin embargo, no se puedan imponer sanciones hasta que reciban el aval del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Además de la capital, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla se encuentran ya sujetos a las restricciones. Así, estarán limitadas las entradas y salidas de los municipios salvo desplazamientos considerados “justificados”.

Se podrá asistir a un centro de salud, a trabajar, a centros escolares y universitarios, además de viajar de vuelta a la residencia habitual. También se permiten los viajes para asistir a personas mayores, menores y dependientes, así como aquellos desplazamientos a bancos, juzgados y otros organismos públicos.





Las reuniones, desde este viernes, han quedado limitadas a seis personas, mientras que el aforo máximo en los lugares de culto será de una tercera parte. Los parques infantiles, sin embargo, no están sujetos a las restricciones y permanecerán abiertos, del mismo modo que ocurre con las actividades culturales.

Bares de Madrid cerrados tras la entrada en vigor de las nuevas normas y horarios que rigen la hostelería para controlar la pandemia del coronavirus
Bares de Madrid cerrados tras la entrada en vigor de las nuevas normas y horarios que rigen la hostelería para controlar la pandemia del coronavirus
(Raúl Terrel / EP)



La lista de zonas afectadas se explica por los criterios establecidos por el ministerio que dirige Salvador Illa
. Se trata de municipios de más de 100.000 habitantes que presentan una incidencia de casos de 500 o más por cada 100.000 habitantes en 14 días, con un porcentaje de positividad en las pruebas superior al 10 % y una ocupación de camas con pacientes con coronavirus del 35 % en las UCI.


Recurso presentado por el Ejecutivo madrileño





Las medidas, más allá del impacto social que puedan tener en los próximos días para los madrileños, también han tenido repercusión política. Esta última semana, el cruce de declaraciones entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Sanidad ha agudizado las diferencias entre los dos ejecutivos.





El Gobierno madrileño de Isabel Díaz Ayuso decidió finalmente recurrir ante la Audiencia Nacional alegando “agresión” e “invasión” de sus competencias y apuntando a una “utilización torticera” del Consejo de Salud para aprobar unas restricciones exclusivamente para diez municipios madrileños, sin el “preceptivo consenso” de todas las comunidades autónomas.

El recurso solicita medida cautelar de suspensión de la resolución, aunque mientras se resuelve las restricciones deberán cumplirse.






Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *