El uso del pinganillo en los debates presidenciales de Estados Unidos: una teoría de la conspiración que vuelve en cada elección

Antes del debate del pasado 29 de septiembre entre Joe Biden y Donald Trump, se viralizó una teoría de la conspiración sin pruebas que aseguraba que el demócrata iba a utilizar un pinganillo para que le dijeran lo que tenía que responder. Se trata tan sólo del caso más reciente de una teoría de la conspiración que se ha repetido prácticamente en todas las elecciones estadounidenses desde el año 2000, cuando se dijo que el demócrata Al Gore usó ese dispositivo para mejorar sus respuestas en una intervención televisiva.

El candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, lleva meses describiendo a su rival demócrata, Joe Biden, como alguien senil que no sabe «ni que está vivo«. Además, ha sugerido que necesita drogas para hacerlo bien en los debates y ha difundido anuncios en los que se da a entender que Biden iba a utilizar un pinganillo en el primero de esos debates. Pese a que no hay ninguna prueba de que utilizara ese dispositivo, han circulado varios bulos relacionados con esta cuestión, como el que dice que llevaba un cable en la camisa y un micrófono en la manga.

Hillary Clinton ya fue acusada de llevar un pinganillo en 2016

La candidata demócrata en las elecciones de 2016, Hillary Clinton, ya fue acusada sin pruebas de llevar un pinganillo durante un acto en el que respondía a preguntas de ciudadanos. Uno de los que la acusó fue el actor James Woods, quien también ha señalado a Joe Biden por el mismo motivo.

Esta teoría sin pruebas también fue difundida por el hijo del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump Jr., al compartir un contenido de la web Infowars sobre esta cuestión.

La campaña de Clinton negó a Fox News que la demócrata hubiera llevado ese dispositivo.

No hay pruebas de que Obama llevara un pinganillo durante un debate con Mitt Romney en 2012

En los días posteriores a un debate de 2012 entre Barack Obama y su rival republicano, Mitt Romney, se difundió una imagen que supuestamente mostraba al entonces presidente utilizando un pinganillo. Además de que no aportaban ninguna prueba, la teoría de la conspiración fue desmentida por el medio de verificación Snopes.

El caso de George Bush y el bulto de su americana

La de los pinganillos no es una teoría de la conspiración que afecte únicamente a los candidatos demócratas, ya que George W. Bush también fue objeto de la misma tras un debate presidencial en 2004. En concreto, algunos blogs señalaban que tenía un dispositivo en la espalda que le permitía recibir las respuestas desde el exterior.

La teoría sin pruebas se difundió en este caso junto a una imagen de mala calidad en la que se aprecia un bulto en la parte trasera de la americana de Bush.

En una entrevista con el programa Good Morning America, Bush negó que fuera un dispositivo electrónico aunque aseguró que no sabía lo que era y que le daba «vergüenza decir que era una camisa mal tallada».

Por su parte, una portavoz de su campaña señaló a The New York Times que «no había nada debajo su americana» y que «lo más probable es que fuera una arruga». En todo caso, no se aportaron pruebas sólidas de que Bush llevase un dispositivo para recibir ayuda.

Al Gore sí llevó un pinganillo en una entrevista, pero el propio programa negó que fuera para que le dijeran las respuestas

Tras una intervención en el programa Meet the Press de la cadena NBC en el año 2000, el candidato demócrata, Al Gore, también fue acusado de haber utilizado un pinganillo para obtener respuestas. En este caso es cierto que llevaba ese dispositivo, pero un portavoz de Meet the Press aseguró a Slate que todos los invitados los llevaban para poder escuchar los audios que se reproducen en el programa, no para que les digan lo que tienen que decir.


Fecha de primera publicación de este artículo: 02/10/2020.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *