Por qué es tan difícil borrar datos del móvil y qué puedo hacer para ahorrar espacio cuando está lleno

Que levante la mano el que no se haya desesperado alguna vez con la lentitud que a veces se va apropiando de los teléfonos móviles y de lo difícil que parece encontrar el origen del problema. Ese estrés ha llegado hasta Maldita Tecnología, ya que esta semana nos habéis preguntado qué hacer cuando no encontramos el origen de que se ralentice el móvil.

Para resolver esta duda más relacionada con el consumo que con nuestra vida digital, hemos contado con la ayuda de dos malditos que nos han prestado sus superpoderes: “Los terminales móviles que tenemos hoy en día no se diferencian mucho de un ordenador personal y el conocimiento que tiene el público general del funcionamiento interno es bastante escaso. El usuario simplemente observa que su terminal ‘va muy lento’ y, después de aguantar así unos meses, termina comprándose otro nuevo”, comenta Ricardo Fuente, ingeniero de telecomunicaciones y desarrollador de software.

“Por norma general, la causa de la ralentización de los teléfonos móviles suele ser el incremento de los recursos mínimos para que el sistema operativo del dispositivo funcione. También puede pasar, como pasó en el caso de los iPhone, un recorte de prestaciones por medio de las actualizaciones para salvar la salud de la batería”, precisa Carmelo Establier, lingüista y testador de software.*

via GIPHY

“Algo que no suele conocer el usuario medio es que los sistemas operativos se apoyan continuamente en el almacenamiento no volátil del dispositivo”, dice Fuente, especialmente con Android. Esto implica que cuando hay muchos servicios que le piden a la vez a esa memoria (como un disco duro del ordenador) que se ponga a funcionar, el propio sistema operativo del móvil tiene que crear un espacio complementario para atender tantas instrucciones. La velocidad de actuación en este compartimento es inferior y ahí pueden empezar los problemas.

Cada teléfono y sus problemas son particulares, pero hay fallos comunes que afectan al almacenamiento y la memoria

También hay que tener en cuenta que se abren muchos frentes: cada teléfono es particular y el sistema dispositivo Android no funciona igual que el iOS de Apple. Ambos especialistas explican a Maldita Tecnología que un teléfono “lleno” no es sinónimo de un teléfono necesariamente más “lento”, ya que depende de la antigüedad y el modelo, entre otros factores. Tampoco es lo mismo el almacenamiento del teléfono (que suele ser un directorio visible) que su memoria (una característica de su hardware).

Por norma general, esa “ralentización” se puede ir produciendo en un teléfono cuando va cumpliendo años y lo vamos atiborrando de recursos. Fuente explica que hay factores como la instalación de aplicaciones antivirus, de estilos o temas, así como la salud de la batería (“con el número de cargas, las baterías van perdiendo vida útil poco a poco”) y el espacio libre, que van contribuyendo a esa pérdida de funcionalidad.

“Me atrevería a decir que si nunca actualizáramos el sistema operativo ni instalásemos ninguna aplicación, el móvil siempre iría igual de rápido que cuando lo compramos”, vaticina Fuente. Sin embargo, como  es algo que no logramos, este experto recomienda utilizar, por ejemplo, las opciones de limpieza de archivos que traen las propias aplicaciones y de vez en cuando hacer chequeos de lo que tenemos instalado.

via GIPHY

¿Qué podemos hacer para liberar espacio si notamos que el teléfono va lento?

“WhatsApp, por ejemplo, permite liberar espacio por chat individual, además de la herramienta de mantenimiento propia del fabricante. Además, convendría eliminar las fotografías de cuando en cuando pasándolas a un almacenamiento extraíble, un PC o directamente a la nube. Y, una vez más, desinstalar aplicaciones no utilizadas pues cada una tiene un pequeño almacén (caché) que va llenando”, aconseja el desarrollador.

Establier concluye contando que “lo ideal es hacer limpieza de aquellas apps que no utilicemos, borrar archivos de vídeo e imágenes que no necesitemos o que ya hayamos hecho copia de seguridad, revisar que no tengamos apps en segundo plano, o simplemente vaciar las descargas de algunas de estas apps”. Por ejemplo de Netflix y Spotify, que permiten descargar audio y video para su consumo offline.

En este artículo han colaborado con sus superpoderes los malditos Ricardo Fuente y Carmelo Establier.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

* Hemos actualizado esta pieza para aclarar el cargo del maldito Carmelo Establier a petición suya.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *