Isabel Díaz Ayuso carga contra la oposición para disimular las diferencias internas con Cs


El orden de intervenciones en la sesión de control del Pleno de la Asamblea de Madrid ha permitido a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, disimular las
tiranteces
que todavía presentan PP y Cs en un gobierno de coalición pese a la renovada intención de los populares por agotar la legislatura aparcando la amenaza del adelanto electoral y reforzando varias consejerías.

Así, en el primer turno de réplica, la dirigente madrileña ha señalado que no el día “más indicado para que Podemos hable de corrupción ni de tramas” cuando tiene a su líder, Pablo Iglesias, a las puertas del banquillo, cuando su portavoz en la Asamblea, Isa Serra, está condenada y “la mitad” de la cúpula “está imputada”. De esta manera ha contestado a Ayuso a Serra quien minutos antes la había acusado de tener un proyecto “neoliberal y corrupto”.





La combatividad de la oposición no esconde, sin embargo, las diferencias internas que PP y Cs muestran al frente de la Comunidad de Madrid. La última, puesta de manifiesto ayer cuando el vicepresidente, Ignacio Aguado (Cs), cuestionó el optimismo de Ayuso y abogó por seguir tomando medidas en la autonomía contra el coronavirus porque “las cosas no van bien” y “la situación es preocupante”.

Así lo apuntó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde hizo un llamamiento a seguir estando “alerta” a pesar de que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, deslizara minutos antes la posibilidad de pedir al Ministerio que levante las restricciones en zonas donde han mejorado los datos de incidencia. Sin querer desautorizar directamente al consejero, Aguado puso un denuedo especial en advertir de que “en cualquier despiste, la incidencia puede subir todavía más” no se puede transmitir a la opinión pública que las cosas “van bien porque no es cierto”.

Horas después, el consejero de Transportes y miembro de Ciudadanos, Ángel Garrido, reconoció en los micrófonos de la cadena Ser las diferencias entre su partido y el PP dentro del Ejecutivo madrileño aunque argumentó que no son incompatibles. “Estamos diciendo cosas distintas pero no contradictorias. Una es que las cosas van mejor, como ha explicado el consejero de Sanidad, y por otro lado hay que insistir a la ciudadanía en que no debemos descuidarnos”, sentenció Garrido, quien la pasada legislatura ocupó la presidencia de la Comunidad tras la salida de Cristina Cifuentes y antes de abandonar el PP para enrolarse en las filas naranjas.





Fuentes del PP han mostrado su principio de hartazgo por el empecinamiento de Aguado en recordar en cada intervención suya que está más cerca del Ministro de Sanidad que del Consejero de Sanidad de Madrid. “Ya lo ha dicho varias veces, no hace falta que lo recuerde todo el rato”, señalan. Y la propia Ayuso ha mantenido un breve aparte con Aguado y Ayuso al inicio del pleno si bien, tras varios intercambios de palabras, la mascarilla ha dejado ver gestos de cordialidad entre todas las partes.


El PP afea la obstinación de Aguado por posicionarse más cerca de las tesis del ministro Salvador Illa que de las del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero





Ya por la tarde, la Asamblea de Madrid debatirá en el Pleno de este jueves la reprobación de la actuación política del consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, por su gestión del comienzo del curso 2020/2021.

Así, mediante una Proposición No de Ley (PNL) de Más Madrid se exigirá su dimisión o cese inmediato. El consejero ha defendido en varias ocasiones que el inicio del curso escolar en la región, que se viene realizando escalonadamente desde el 4 de septiembre, ha ido “bastante bien” y ha ido “incluso mejor de esperado”.





No obstante, uno de los momentos más polémicos de la vuelta a las aulas fue la realización de test PCR a los docentes, que generó situaciones de masificación y colas. Algo que desde los grupos de la oposición tacharon de “despropósito” y “caos absoluto”.

Hace unos días el consejero ha afirmado que en septiembre han cubierto 3.500 bajas de docentes, por lo que ha destacado que además de contratar a 10.600 profesores con motivo del Covid se están cubriendo las sustituciones.


Reprobación al consejero de Educación











Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *