Ayuso prepara una nueva orden sin aclarar si acatará la petición de Sánchez


Cada vez quedan menos horas para el éxodo masivo de madrileños tras el sainete político y judicial al que se han sometido a las
medidas


restrictivas
derivadas de la alta incidencia de la pandemia en la Comunidad y todo sigue en vilo. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso
, se encuentra reunida desde primera hora con el vicepresidente, Ignacio Aguado, trabajando en la orden
alternativa que presentará al Gobierno central y que, tal y como adelantó ayer, contará con medidas de restricción “sensatas, justas y ponderadas” para Madrid. O lo que es lo mismo, no contemplará un cierre total de la capital como se ha dispuesto desde Moncloa.





Los técnicos del Gobierno regional llevan trabajando desde ayer en esta orden y Ayuso no se citará con Sánchez hasta tenerla redactada, de ahí que no haya hora prevista para la reunión entre administraciones. Y mientras tanto la cuenta atrás para el arranque del Puente del Pilar sigue corriendo.

Desde la Puerta del Sol esgrimen que el modelo de zonas básicas -el mismo que impugnaron cuando quien lo impuso fue el Gobierno central con la única variable de que en lugar de confinar todo Madrid solamente se cerraban los barrios del Sur como Vallecas y Usera- estaban funcionando y pueden ser lo mejor”, tal y como ha confirmado el consejero de Justicia, E

nrique López
, en una entrevista ‘Onda Madrid’. “No se ha decidido y se está decidiendo qué tenemos qué hacer. La autoridad sanitaria es la competente y lleva apostando por las medidas desde el 21 de septiembre. Y ahora tiene que decidir si persiste o si cabe otra opción”, ha dicho.

El auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rearmado políticamente al partido y, en especial, a la presidenta Ayuso quien se siente reforzada como demuestra el hecho de llevar más de 20 horas preparando una respuesta al Ministerio. En ese sentido, López ha señalado que desde Madrid van a seguir trabajando en la misma línea “protegiendo la salud pública” de los madrileños. “Parece que se quiere proteger a España de Madrid y no a los madrileños”, ha reprochado. Por ello, ha emplazado a Sánchez a superar el varapalo judicial. “Ya advertimos de que la orden de Illa era Ilegal porque invadía nuestras competencias y había que ir por otra vía. Y que iba a generar un caos. Lo advertí y pedí disculpas por el caos que se iba a generar”, ha recordado.





A pesar de todo este embrollo, y de las disputas de los últimos 15 días que han terminado en un galimatías de restricciones a la movilidad para una ciudadanía noqueada por tantas contraindicaciones, fuentes del Gobierno regional han insistido en las últimas horas en resaltar la “plena disposición y voluntad por alcanzar un pacto con el Gobierno central. Aunque no aclara si se plegará a la petición del Ministerio donde no entienden que hayan pasado ya casi 24 horas desde el auto del TSJM y aún no haya propuesta formal del Ejecutivo madrileño.


Mientras tanto, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, insiste en su papel de facilitador y anoche señaló que coincide con la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y con el Gobierno central en “que es necesario tomar medidas para proteger la salud de los madrileños” destacando de que “existe una alternativa al choque entre administraciones y es rehacer la Orden según lo establecido en la resolución del TSJM”.





Según Aguado, con su propuesta se evitaría “otro estado de alarma”, se restringiría “la movilidad en los próximos días para proteger la salud”, se cumpliría con la Justicia y se daría “tranquilidad a los ciudadanos”, además de “mantener el autogobierno” de la Comunidad de Madrid. “Así se lo he trasladado a la presidenta. Seamos responsables”, ha zanjado en la publicación en redes sociales.

A la espera de la orden de Ayuso, el Gobierno central le hizo llegar anoche a la presidenta madrileña que tiene tres opciones: Que la Comunidad dicte una orden con las medidas especiales, que solicite la declaración del estado de alarma para que sea el Gobierno -”conjuntamente con la Comunidad de Madrid”, subrayan las fuentes- quien lo declare y ratifique las medidas en cuestión, o que el Ejecutivo sea quien tome directamente la decisión de
declarar el estado de alarma
.

Este último choque entre administraciones se produce después de que el TSJM rechazara ayer ratificar las restricciones de movilidad que entraron en vigor el 2 de octubre en diez municipios madrileños: Madrid capital, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla, donde residen cerca de cinco millones de personas.

Sin embargo, siguen en vigor otras medidas contempladas en la orden decretada por el Ministerio de Sanidad que publicó el viernes la Comunidad de Madrid, como las limitaciones de aforo y de horarios en establecimientos de hostelería y comerciales.





Moncloa subraya que es importante señalar que en cualquiera de las tres opciones propuestas las medidas de confinamiento perimetral y demás normas serían “exactamente las mismas que ya se venían aplicando”, porque “lo único que cambiaría sería el instrumento legal por las que se adoptan”, es decir, “la cobertura jurídica”.


“Ya advertimos de que la orden de Illa era Ilegal porque invadía nuestras competencias y había que ir por otra vía. Y que iba a generar un caos”














Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *