Ayuso rechaza el estado de alarma e insiste en aplicar un modelo de restricciones selectivas


Se mantiene el pulso. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP) ha confirmado su rechazo a la declaración del estado de alarma en la región y apuesta por mantener el modelo de zonas básicas de salud proponiendo los confinamientos selectivos para zonas de incidencia de más de 750 casos. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha sido el encargado de presentar la decisión del Ejecutivo regional argumentando que “todos los indicadores que responden a este modelo de control de zonas básicas de salud” está funcionando. “En 45 de las 46 zonas la incidencia ha bajado. Lo notamos en la hospitalización -2.800 camas frente a 3.300-, y en el descenso en camas de UCI -de 505 a 487-. Estamos viendo que todos los indicadores responden a este modelo de control que queremos seguir aplicando”. “Madrid tiene un plan. Y es un plan que llevamos ejecutando hace semanas”, ha señalado.





El retraso en la comparecencia del consejero ha provocado que, antes de finalizar la misma, el Gobierno de España confirmara el decreto del estado de alarma en las próximas horas. Un detalle del que Ruiz Escudero ha sido informado por los propios periodistas en el turno de preguntas y al que ha reaccionado señalando que “va a ser difícil que los madrileños entiendan que se aplique un estado de alarma en nuestra comunidad. Fuentes presidenciales han matizado, no obstante, a La Vanguardia que “Sánchez se ha negado a negociar la Orden de la Comunidad de Madrid y que la conversación ha tenido lugar cuando La Moncloa ya había filtrado que decretaban el estado de alarma”.

Consolidado el choque de órdenes ejecutivas, el consejero ha adelantado que “la comunidad va a negociar cada día para que se levante. Han puesto en duda nuestros datos, algo que no toleraremos nunca. Vamos a seguir con la monitorización diaria. Nuestra misión es seguir dando esta respuesta para contener el coronavirus en la región”. Escudero ha aprovechado para afear que “este tipo de decisiones que son de tanto calado y con tanta repercusión, se tiene que hacer desde un punto de visto técnico y no político, como pretende hacer el Gobierno de España”.

Pormenorizado el plan del Gobierno regional, la única modificación con el aplicado a mediados de septiembre radica en la decisión de endurecer el umbral establecido para implantar las restricciones a la movilidad fijándolo en más 750 contagios por cada 100.000 habitantes frente a los 1.000 que se marcó en su momento. Un baremo según el cual quedarían afectadas 51 áreas metropolitanas.






Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *