La polarización política llega a la calle con la guerra de las estatuas


La cercanía de la celebración del día de la Hispanidad ha trasladado la polarización
política a las calles con una insólita guerra de estatuas con Madrid y Valladolid como protagonistas. En la capital, la estatua del que fuera presidente del Gobierno en la República, el socialista Francisco Largo Caballero, ubicada en Nuevos Ministerios, ha amanecido vandalizada este sábado con las pintadas de ‘Asesino’ y ‘Rojos no’.

El ataque se produce dos semanas después de que el Ayuntamiento de Madrid, con los votos a favor de Cs, PP y Vox, decidiera retirar los nombres de la avenida Francisco Largo Caballero y del bulevar Indalecio Prieto, así como la placa en la plaza de Chamberí dedicado al primero, además de instar a la eliminación de las estatuas erigidas en Nuevos Ministerios en su memoria. Ha sido la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien ha dado a conocer este ataque en su perfil de Twitter. «Derecha y ultraderecha han utilizado mentiras y manipulaciones históricas para borrar su figura del callejero de Madrid. Ahora, ese desprecio por la memoria cristaliza en vandalismo y violencia incívica», ha expresado en la red social.





La propuesta de retirada la presentó en Cibeles el portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, con el objetivo de acabar con cualquier homenaje a «personajes siniestros» como Largo Caballero y el también ministro socialista en la República Indalecio Prieto. «Ambos son exponentes de totalitarios criminales antidemócratas que no merecen un reconocimiento en las calles de Madrid», indicó.

El presidente del Pleno, Borja Fanjul (PP), justificó el apoyo a la eliminación de este homenaje en el callejero en el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, que permite a las administraciones retirar escudos, placas o menciones conmemorativas «de la exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil o de la represión de la dictadura». Unos argumentos que han sido corregidos por un centenar de historiadores, catedráticos de universidades españolas y extranjeras, entre ellos Paul Preston o José Álvarez Junco, quienes han puesto su análisis “a disposición” del Ayuntamiento de Madrid para frenar el cambio de nomenclatura. Un estudio, argumentan, «estrictamente técnico» sustentado «en investigaciones de solvencia acreditada entre la comunidad científica.

Paralelamente, a 161 kilómetros de la capital, Vox ha anunciado que un grupo de seguidores de este partido en Valladolid realizarán una vigilancia nocturna del entorno de la estatua dedicada en esta ciudad a Cristóbal Colón, para “evitar que lo vandalicen los grupos de ultra-izquierda, como viene pasando estos últimos años cada 12 de octubre”.

Con motivo de la Fiesta Nacional que se conmemora el próximo lunes, Vox ha programado una serie de actividades en Valladolid que incluyen la disposición de una mesa informativa para defender la moción de censura que plantean contra el Gobierno y la vigilancia sobre la estatua el domingo por la noche, que culminarán a las siete de la mañana con una chocolatada.














Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *