Qué es la autofagia y qué relación tiene con el ayuno y el adelgazamiento

Nos habéis preguntado por la autofagia, tanto en qué consiste como si realmente esta es útil para adelgazar, por eso de «comernos a nosotros mismos» (si hacemos un uso literal de la palabra).

La autofagia, en realidad, es el proceso por el que el cuerpo limpia las células dañadas para crear nuevas y saludables. De esta forma, el organismo evita que se acumulen los «deshechos» y componentes que ya no funcionan bien. Para conseguirlo, son necesarias unas pequeñas vesículas microscópicas llamadas autofagosomas.

«Estos autofagosomas actúan de forma parecida a como lo hacen los modernos robots aspiradores domésticos. Es decir, se mueven por el interior celular y ‘engullen’, como si aspiraran el polvo acumulado, pequeñas porciones de la célula, convirtiendo todo lo que encuentran en energía y moléculas esenciales», explica en The Conversation Guillermo Mariño profesor en el Departamento de Biología Funcional e investigador en autofagia, metabolismo y envejecimiento en la Universidad de Oviedo. «Este proceso ocurre de forma constante, a una intensidad baja pero suficiente para mantener nuestras células en óptimas condiciones. Hasta llegar a renovar todo su contenido a lo largo del tiempo», añade.

En momentos en los que la energía brilla por su ausencia, como cuando atravesamos un momento de ayuno, por ejemplo, «las células son capaces de incrementar su autofagia para abastecer la demanda de nutrientes y elementos esenciales. Y de paso, aceleran la renovación de las estructuras celulares, retrasando el envejecimiento«, según explica Mariño.

Según explica a Maldita Ciencia Diana Díaz Rizzolo, dietista-nutricionista experta en obesidad, la autofagia está relacionada con el ayuno intermitente (reducir o eliminar la ingesta de alimentos durante una serie de horas al día), un hábito al que se le atribuyen muchos beneficios que precisamente están relacionados con este mecanismo celular. “La autofagia es un proceso en el que las células se ‘comen a sí mismas’, la parte que biológicamente ya es residuo. Es por ello por lo que ayuda a mejorar muchas partes de la salud, independientemente del peso», explica la experta.

Hay estudios que van consolidando esos beneficios del ayuno intermitente para la salud, como por ejemplo los tres metaanálisis que recoge en su blog Lo que dice la ciencia para adelgazar y que concluyen que «se detectan beneficios al ayuno intermitente […]. Especialmente entre personas con sobrepeso y problemas de salud asociados» según su autor, el químico Luis Jiménez.

Pero, ¿sirve la autofagia para adelgazar? Esto no está tan claro de momento. Según Díaz Rizzolo, es cierto que un pequeño estudio, publicado en la revista Nutrients en mayo de 2019, observó algunos beneficios del ayuno como en alguna expresión de genes de autofagia. Pero, lejos de eso, un nuevo gran estudio, publicado en la revista Jama en septiembre de 2020, no ha podido replicar esos resultados y concluye que el ayuno intermitente o  la alimentación restringida en el tiempo, en ausencia de otras intervenciones, no es más eficaz para perder peso que comer varias veces al día con las mismas calorías.

“Lo importante [para perder peso] es hacer restricción calórica, es decir, comer menos calorías. Si a ti te va bien hacer mediante el ayuno intermitente pues estupendo, pero es tu método, no quiere decir que sea mejor que otro. Hasta el momento, es lo que tenemos», indica Díaz Rizzolo.

«Para adelgazar [a grandes rasgos], lo necesario es crear un déficit energético. Por otro lado, la inanición o el ayuno pueden activar el proceso de autofagia, pero no por ello esta va a ser la que nos proporcione el déficit calórico«, explica a Maldita Ciencia Sevi González, dietista-nutricionista y maldito que nos ha prestado sus superpoderes.

«El problema del ayuno intermitente es que funcionaría si luego la comida que ingiriésemos no fuese muy alta en calorías y la tomásemos en una cantidad razonable. Pero mucha gente después del ayuno come mucho y muy calórico y entonces no pierde peso«, explica a Maldita Ciencia Domingo Carrera, médico experto en nutrición. Pero la pérdida de peso no es por la autofagia: que las células se comporten de esta manera no es un factor clave en el adelgazamiento. «No perdemos peso por la autofagia: aumenta un poco el metabolismo celular, pero esto no se traduce en adelgazamiento», concluye Carrera.

De momento, aunque algunos estudios sugieren que inducir la autofagia a través del ayuno está asociado a una pérdida de peso y de grasa corporal significativa en ratones, si este se debe a la autofagia o a otros procesos celulares que se ponen en marcha al ayunar durante un tiempo determinado todavía no está claro y hará falta más investigación.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *