La remodelación del parque forestal de Entrevías incluirá mejora de caminos y más arbolado


El Ayuntamiento de Madrid está ejecutando la remodelación del parque forestal de Entrevías a fin de recuperarlo ambientalmente y poner en valor el patrimonio natural de este pulmón verde de Puente de Vallecas. Los trabajos se adjudicaron a finales de agosto, cuentan con una inversión de cerca de 850.000 euros y estarán finalizados en diciembre. Este martes han visitado la zona el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, de cuya área dependen estos trabajos, y el concejal del distrito, Borja Fanjul, para comprobar el desarrollo de la rehabilitación que comenzó la primera semana de septiembre.

Los caminos se están reformando conforme a normas de seguridad y emergencias y se plantarán nuevos árboles, 336 frondosas y 984 coníferas. Estas obras dotarán a la zona de una instalación de hidrantes que permitirá un rápido acceso al agua en caso de incendio y se instalará una red de riego en el camino principal que permitirá el riego por goteo de la nueva vegetación, además de crear charcas para una mejor biodiversidad. También se está elaborando un programa para actualizar los usos del parque conforme al Estudio de evaluación y propuestas de actuación de las zonas verdes de los barrios de Entrevías y Pozo del Tío Raimundo.

Este proyecto, indican desde el Ayuntamiento, se enmarca en su política medioambental, que «aboga por una jardinería sostenible, compatible con el clima de la zona y optimizada al máximo, con el objetivo de ahorrar agua, recursos humanos y materiales». Los criterios de sostenibilidad conforme a la normativa municipal en materia de agua y el aumento de la biodiversidad vegetal con las nuevas plantaciones que se contemplan en el proyecto consolidan al parque forestal de Entrevías como ejemplo de impulso de medidas eficientes en la lucha contra el cambio climático.

Mejora de caminos

Este parque está ubicado en la calle Embajadores 251, al sur del distrito de Puente de Vallecas y está limitado por el parque de Entrevías Urbano, la carretera de Villa, la avenida de Joaquín Garrigues Walker y el camino Barrio de la Celsa y la avenida de Santa Catalina.

Posee una densa red viaria formada por 32 caminos de distinta anchura (6; 4 y 2,5 metros). Su estado de conservación es relativamente adecuado pero algunos caminos han perdido cota en la rasante y otros precisan de un nuevo trazado basado en el informe de la Dirección de Emergencias y Protección Civil.

De esta forma, la mayor parte de los caminos se proyectan sobre los ya existentes, ensanchándolos y mejorándolos para permitir el paso de vehículos de emergencias. En los cruces se ha aumentado el radio de giro hasta los diez metros para permitir las maniobras de camiones de bomberos sin dificultad. En los itinerarios que son accesibles, que representan el 40 por ciento de los caminos que se van a rehabilitar, se ha modificado la rasante para que la pendiente no supere el 6 por ciento.

Presillas para crear charcas

Las mejoras también contemplan cuatro obras de drenaje transversal en la vaguada este y en la oeste y la creación de zonas húmedas en ambas vaguadas mediante la instalación de unas compuertas para crear una especie de presillas de manera que pueda llegar a acumularse el agua y formar charcas.

El parque cuenta con una red de abastecimiento de agua potable del Canal de Isabel II, al que se suma un nuevo hidrante en la entrada sur. El proyecto también contempla la colocación de una barrera de acceso ubicada en la entrada sur desde la carretera de Villaverde a Vallecas, el acceso junto a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y el acceso al parque Garrigues Walker.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *