Doce detenidos y ocho plantaciones de marihuana desmanteladas en la Cañada Real


Por MDO/E.P.

La Policía Nacional ha desmantelado ocho plantaciones de marihuana ‘indoor’, requisado casi mil plantas y detenido a una docena de personas en el registro de cinco naves y chabolas del sector VI de la Cañada Real Galiana. Esta nueva redada contra la droga en la antigua vía pecuaria llega después de la reciente desarticulación del clan de los Kikos, que regentaba presuntamente la venta de drogas en el poblado, donde llegaba a suministrar cerca de 200 dosis diarias de estupefacientes y vivía en un complejo completamente bunkerizado.

Un centenar de agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Madrid, apoyada por el servicio de medios aéreos, la unidad de prevención y reacción (UPR), Guías Caninos y el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) están llevando a cabo desde primera hora de este jueves un importante dispositivo antidroga en este sector, llamado ‘Operación Cóndor’.

Antes de entrar a cada nave, los agentes del GOIT la desinfectan para evitar que los agentes puedan contagiarse de coronavirus y otros patógenos. Por sus parte, los perros policías están preparados para rastrear todo tipo de drogas, armas y dinero proveniente del narcotráfico.

Las instalaciones con las plantaciones están fuertemente bunkerizadas, por lo que los agentes han tenido que emplearse a fondo para entrar, utilizando sierras eléctricas y mazas. Además, otros policías han terminado con varios enganches ilegales al fluido eléctrico. La operación sigue abierta y puede acabar con más detenidos.

En medio de esta macrorredada policial, varios vecinos han cortado este mediodía la rotonda de acceso a la Cañada y la vía de acceso al vertedero de Valdemingómez, lo que está provocando el retraso en la llegada de camiones. Siguen protestando por la ausencia de suministro eléctrico que padecen desde hace dos semanas. Ayer por la tarde, un centenar de vecinos cortaron durante 35 minutos la A-3 y cuatro agentes terminaron heridos por lesiones, uno de ellos por una pedrada. Pero la primera protesta la realizaron el martes en la entrada de la antigua vía pecuaria, donde también fueron desalojados por los antidisturbios.

La compañía eléctrica ha detectado numerosos enganches ilegales y una sobrecarga en la red del 500 por ciento, provocada en gran parte por las plantaciones de marihuana que hay allí. Por ello, muchos residentes en el sector VI han perdido la comida de los refrigeradores, no pueden calentarse ni enchufar aparatos eléctricos, incluidos los sanitarios. Como tampoco pueden ducharse, aseguran que así no pueden llevar a sus hijos a la escuela.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *