Soluciones para la miopía: ¿cuál puede ser la mejor hoy en día?


Ortoqueratología: descubre la opción más novedosa

Hoy día la ortoqueratología está ganando el favor de miles de padres de niños miopes, gracias a todos los beneficios que aporta en los más pequeños de la casa. La ortoqueratología, conocida también como Orto K, puede sustituir el uso de gafas o lentillas tradicionales que pueden utilizarse para la corrección de la miopía.

Incluso es posible reducir el incremento de la miopía entre un 32 a un 63%, de esta manera, estas lentillas Orto K pueden servir como un método de control de la enfermedad ocular presente en tus hijos o en los adultos.

El uso de las lentillas es desde los 6 años de edad en adelante y gracias a ellas tus hijos podrán tener una vista perfecta durante todo el día. Deben colocarse durante la noche para que la capa externa del ojo, el epitelio corneal, se adapte a la curvatura de las lentillas.

Es un cambio muy pequeño pero efectivo para que su vista mejore y tampoco provocará molestias cuando tus hijos duerman con ellas puestas. Al retirar las lentillas al despertar, se deben guardar de acuerdo a los hábitos de higiene más recomendados por los especialistas.

Gracias a estas lentillas pueden gozar de una mayor libertad en sus movimientos sin temor a poder perderlas o a las molestias que pueden tener con ellas puestas. Con el uso de estas lentillas, tus hijos van a poder correr, saltar y jugar sin sufrir con este problema de visión.

A nivel estético, el uso del método Orto K también puede aportar numerosos beneficios, ya que pueden ser muchos los niños que rechacen el uso de gafas porque pueden verse mal. Sin embargo, con estas lentillas, este tipo de problema puede desaparecer.

Gracias al método Orto K, mejorará la vida diaria de tus hijos, al evitar el uso de gafas o lentes de contacto, para que así puedan tener una mayor libertad al jugar.

¿Sirven para practicar boxeo?

Gracias a este método, donde es necesario operarse, es posible practicar deportes de contacto sin ningún tipo de inconveniente. Como ya hemos mencionado antes, el uso de esta técnica puede reducir la progresión de la miopía, algo que puede ser muy útil en el caso de un boxeador joven, ya que será posible mantenerse bajo el límite de 4 dioptrías y continuar con el boxeo mientras se conserva una buena visión.

En el boxeo es necesaria una buena coordinación óculo-manual y óculo-pédica, para así poder practicarlo, ya que pueden ser algunos de los requisitos exigidos para todos los deportistas que realicen este tipo de deporte.

Además, si tu miopía supera las 4 dioptrías, no vas a poder obtener la licencia de acuerdo con la normativa de la Federación Española de Boxeo. Este límite se establece para evitar las posibles lesiones o el desprendimiento de la retina debido a los golpes en la cabeza.

El desprendimiento de la retina puede ser una grave complicación ocasionada por la miopía, que puede llevarte a perder parcial o completamente tu visión. Si por el contrario, tu miopía está por debajo de las 4 dioptrías, puedes tener una mejor agudeza visual, de esta manera tus movimientos pueden ser más precisos al poder percibirlos con mayor detalle.

Por medio del método Orto K vas a poder seguir practicando boxeo y también vas a poder mantener un buen rendimiento, cuidar de tu vista y cumplir con lo establecido por la normativa, todo esto sin que debas preocuparte por sufrir daños severos a causa de los golpes que pueden perjudicar más la salud de tu vista.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *