Ayuso guarda silencio y traslada la responsabilidad del toque de queda a Sanidad


La incógnita que mantienen sumida a Madrid en el mayor de los desconciertos sigue sin despejarse. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, no ha dedicado ni una de sus intervenciones en el pleno de la Asamblea regional de hoy para aclarar si el plan sanitario que maneja su equipo de Gobierno tiene pensado decretar el
toque de queda
a partir del sábado por la tarde, cuando decaiga el estado de alarma

.

Un silencio que agranda el enredo interno que mantienen en la Real Casa de Correos tras la propuesta oficiosa hecha por su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), el apoyo posterior del vicepresidente, Ignacio Aguado (Cs), y la impugnación realizada por el consejero de Justicia, Enrique López (PP). Y todo en apenas 24 horas y entre miembros de un mismo Consejo de Gobierno.





El movimiento de Ayuso revela la intención de la Comunidad de Madrid por ceder la iniciativa al Gobierno central y, más concretamente, al Ministerio de Sanidad, en el marco de la reunión que esta tarde mantendrá con el conjunto de las comunidades autónomas.

Ante la ausencia de debate sobre la política sanitaria de Madrid, el Pleno en la Asamblea de Vallecas se ha convertido en una suerte de réplica de lo que sucede en el Congreso de los Diputados. Con mucho fuego cruzado y acusaciones de todo tipo acerca de cualquier propuesta que uno se pueda imaginar.

En materia de infancia, el PP ha señalado que “hasta la fecha” la propuesta de Unidas Podemos para la infancia y la adolescencia se basa en “abortar a la espalda de los padres” y en “llegar solas y borrachas”. Según Ayuso, hay 4.000 menores amparados por el sistema de atención de la Comunidad de Madrid, que cuenta con 97 centros de distintas tipologías, como para niños tutelados, menores no acompañados, o con discapacidad. “Todos los menores de Madrid tiene su oportunidad, hay desigualdades pero, como saben, los niños con familias sin recursos son menos pobres aquí en Madrid que en el 90% de los países”, ha manifestado Ayuso.


En materia de inmigración, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha cargado contra Más Madrid por “manipular” sus declaraciones y atribuirle afirmaciones racistas, cuando es la izquierda quien fomenta la “xenofobia” y la “hispanofobia” en España y fuera de sus fronteras. Así ha respondido Ayuso a las acusaciones del portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, quien le ha exigido que afirme que “los contagios no son culpa de los contagios sino por culpa de su gestión”.





Y en materia impositiva, la dirigente madrileña ha criticado la subida de impuestos planteada por el Gobierno central. “A ver qué queda por ver de estos ingenieros de la pobreza”, ha lanzado. Así lo ha espetado en respuesta a la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, quien le ha reclamado una bajada de impuestos en la región. “Creo que podemos estar de acuerdo en que cuando lo están pasando mal (los ciudadanos) es ahora y no al final de la legislatura, ni dentro de seis meses, ni dentro de un año”, ha remarcado. Para Monasterio, no puede ser que la autonomía tenga “la misma presión fiscal” que en 2018 así como más gasto político que en ese año.

Un rifirrafe constante ante el silencio atronador de Ciudadanos. El socio de coalición no puede tensar más la cuerda en el seno del Consejo de Gobierno y, para no romperla, esta mañana directamente ha declinado participar en el debate parlamentario demostrando su incómoda posición en el Ejecutivo regional.


Ayuso acusa a la izquierda de fomentar la “xenofobia” y la “hispanofobia”













Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *