¿Qué sabemos sobre la supuesta subida del IVA a los libros físicos y digitales por parte del Gobierno de España?

Se está viralizando que el Gobierno planea subir el IVA a varios productos, entre ellos, a los libros, tanto físicos como digitales. Os explicamos lo que sabemos: Nadia Calviño dijo en una entrevista que tiene que pensar «con un poco más de calma y de profundidad» si quitar el IVA superreducido a varios productos en base a un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal pero no ha dicho que vaya a subirlo. El Ministerio de Cultura niega que vaya a subir el IVA al sector cultural.

Las declaraciones de Nadia Calviño

Estas afirmaciones se basan en las declaraciones de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España, Nadia Calviño en Radio Nacional de España el 19 de octubre [a partir del minuto 15:18], que puedes leer íntegras al final de este artículo.

Preguntada por otras posibles subidas del IVA más allá de la ya anunciada a bebidas azucaradas, Calviño respondió hay que abordar «una revisión en profundidad de todas las bonificaciones» del IVA como el IVA superreducido al 4% que se aplica al libro y otros productos. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal «ha presentado un informe precisamente sobre las bonificaciones que lo que constata es que muchas de ellas se han mantenido a lo largo del tiempo y a lo mejor ya no tienen sentido o ya no son tan eficaces para incentivar aquellas acciones o aquellas conductas que en su momento las justificaron o llevaron a aquella decisión», declaró Calviño. «Tenemos que pensarlos con un poco más de calma y de profundidad”, dijo la ministra sobre eliminar el IVA reducido o superreducido a algunos productos.

Consultado por Maldito Bulo, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital afirma que «no es competente en materia de fiscalidad» y remite a un comunicado del Ministerio de Cultura y Deporte.

Respuesta del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

El Ministerio de Cultura y Deporte niega querer subir el IVA a los libros

Por su parte, el Ministerio de Cultura y Deportes afirma que «queremos desmentir la información avanzada desde un medio de comunicación afirmando la intención del gobierno de subir el IVA del libro y de otros sectores culturales. Nunca ha estado, ni está en los planes del gobierno. Por tanto el gobierno NO está pensando subir el IVA del libro ni de otros sectores culturales«.

El 21 de abril de 2020, el Gobierno aprobó en Consejo de Ministros un Real Decreto por el que redujo al 4% el IVA de libros electrónicos y prensa digital, equiparándolo al IVA de su equivalente en papel.

¿Qué dice el informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal?

Calviño se refiere al informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) de evaluación del gasto público 2019 donde estudian los beneficios fiscales.

Según el informe, el tipo superreducido del IVA (el 4% que se aplica a los libros) «supone un coste fiscal de 5.323 M€ de los que el 30% de los hogares con mayor renta acumulan el 46% del beneficio frente al 16% del coste que acumula el 30% de hogares con menor renta bruta. Cuando se analiza en términos relativo su renta, sin embargo, se observa cómo el tipo superreducido genera una caída de 0,77 puntos porcentuales en el tipo efectivo, y esta caída es más elevada entre los hogares de rentas bajas, quienes dedican un mayor porcentaje de su renta a consumir bienes de primera necesidad. En línea con estos efectos sobre el tipo efectivo, el índice de Gini [que mide la desigualdad] sobre la renta bruta de los hogares cae en un 0,6% gracias al tipo superreducido«.

Según la AIReF, más del 70% del coste fiscal asociado al tipo reducido de libros y prensa se concentra entre los hogares de rentas medias-altas (hogar con renta superior a 40.000 euros). «Midiendo la ineficiencia distributiva por bienes, se observa cómo los servicios de hostelería, seguidos de ocio y cultura, transporte y restauración son los que presentan una ineficiencia distributiva mayor», dice el informe.

Gráfico del informe de la AIReF.

Entre las conclusiones del informe, se incluye que los tipos reducidos del IVA «cumplen el objetivo de facilitar el acceso a bienes y servicios de primera necesidad y de carácter social, cultural o estratégico y reducen la regresividad del impuesto, si bien no lo hacen de una forma eficiente desde el punto de vista distributivo. Los tipos reducidos, al disminuir los impuestos al consumo, benefician en una cuantía mayor a las rentas altas, que son las que más gastan. Este efecto se acentúa en aquellas partidas de gasto a tipos reducidos que más consumen los hogares de rentas altas (restauración, paquetes turísticos, hostelería, libros, jardinería…)».

Las declaraciones completas de Nadia Calviño

«En cuanto al análisis de las bonificaciones, porque no es que estemos subiendo el IVA, lo que estamos haciendo es quitar digamos una bonificación o un IVA especialmente reducido para determinados productos por considerar que no se trata de un tipo de productos que tengamos que incentivar el consumo como son los de primera necesidad. Lo que tenemos que abordar es una revisión en profundidad de todas las bonificaciones. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, hace una semana creo, nos ha presentado un informe precisamente sobre las bonificaciones que lo que constata es que muchas de ellas se han mantenido a lo largo del tiempo y a lo mejor ya no tienen sentido o ya no son tan eficaces para incentivar aquellas acciones o aquellas conductas que en su momento las justificaron o llevaron a aquella decisión. Para analizar todo esto en profundidad, algunas decisiones las vamos a tomar ahora y otras vamos a constituir un grupo de alto nivel precisamente para ver qué tipo de reforma tendríamos que abordar de cara al futuro, porque estamos hablando de temas complejos, de bonificaciones en el ámbito laboral, de bonificaciones en el impuesto de sociedades. Son muchos los ámbitos que señala la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal y que no se pueden resolver en dos semanas, tenemos que pensarlos con un poco más de calma y de profundidad”.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *