¿Qué sabemos sobre si en Bolivia ‘es oficial el MMS’ o dióxido de cloro?

Se ha viralizado en redes sociales mensajes que afirman que «En Bolivia ya es oficial el MMS (Dióxido de Cloro)» en base a una «Ley para poder declarar Bolivia libre de COVID19. LA LEY QUE LO APRUEBA». Pero el Ministerio de Salud mantiene la prohibición del dióxido de cloro en toda Bolivia aunque la Asamblea Legislativa Plurinacional haya aprobado la «Ley que regula la elaboración, comercialización, suministro y uso consentido de la solución del dióxido de cloro (SDC) para la prevención y tratamiento ante la pandemia del coronavirus (COVID-19)». Además, no hay evidencias científicas de la eficacia del dióxido de cloro en el tratamiento de la COVID-19 y su consumo puede ser peligroso.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

El Ministerio de Salud boliviano mantiene la prohibición del uso del MMS contra la COVID-19

El 14 de octubre la presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), Eva Copa, promulgó la «Ley de uso consentido del dióxido de cloro para la prevención y tratamiento del COVID-19«. Pero el 16 de octubre, el Ministerio de Salud de Bolivia publicó un comunicado que «mantiene su postura de que, al no tener el dióxido de cloro ninguna evidencia científica que demuestre su carácter terapéutico o preventivo y al no ser registrado como producto farmacéutico, mantendrá su prohibición a nivel nacional y responsabilizará legalmente a cualquier autoridad o personas que, de manera irresponsable, hayan ocasionado daños a la salud por alentar el consumo de ese producto».

El comunicado también señala que la ley está «en franca contraposición a lo establecido por esta cartera de Estado en su calidad de autoridad rectora en materia de salud en el país y cuya responsabilidad fundamental es proteger la salud de la población».

Comunicado del Ministerio de Salud de Bolivia by Maldita.es on Scribd

El Ministerio de Salud de Bolivia indica a Maldita.es que la posición del Ministerio es «la misma que fue enviada al Tribunal Constitucional, que es la única instancia del aparato judicial que debe dar respuesta al documento que se mandó».

Como ya os contamos en julio, el Ministerio de Salud de Bolivia ya anunció en un comunicado publicado el 27 de junio que no autoriza el uso del dióxido de cloro mientras no existan estudios formales y rigurosos sobre su toxicidad y sus efectos biológicos en el organismo en patologías definidas.

No hay evidencias científicas de la eficacia del dióxido de cloro en el tratamiento de la COVID-19

El 29 de junio el Ministerio de Salud de Bolivia se volvió a pronunciar al respecto ante la difusión de “información falsa” que circula en medios de comunicación y redes sociales. En otro comunicado explicó que no hay evidencia científica de la eficacia del dióxido de cloro para tratar la COVID-19.

Antes de la aparición de la pandemia esta sustancia ya fue difundida en varios países europeos como cura ‘milagrosa’ (denominado como “solución mineral milagrosa” o MMS) para enfermedades no relacionadas entre sí, como el autismo, cáncer, VIH/SIDA, hepatitis, entre otras”, afirma. Pero “dicho uso se realizó sin autorización ni evidencia documentada”. 

Como ya os explicamos, el supuesto mecanismo de acción es el siguiente: el clorito de sodio se diluye en agua y se mezcla con un ácido suave (limón, o vinagre, por ejemplo), lo cual termina generando un gas, llamado dióxido de cloro o CDS, que tiene, según sus defensores, un potente efecto desinfectante que destruye todas las bacterias y patógenos, protege las células y refuerza el sistema inmunitario. 

Pero a día de hoy no hay ninguna evidencia científica de estos efectos. Ni siquiera aunque sea un desinfectante capaz de matar los gérmenes que hay en el agua, como hace el clorito de sodio, porque eso no quiere decir que vaya a actuar de la misma forma en nuestro cuerpo.

Consumir CDS puede ser peligroso: su ingesta puede provocar falta de aire vómitos o diarrea

Consumir CDS puede ser peligroso, como os contamos aquí. Juan González del Castillo, responsable de Enfermedades Infecciosas de Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), explicó a Maldita Ciencia que el dióxido de cloro se encuentra entre las sustancias químicas extremadamente peligrosas para la salud.

Según cuenta González del Castillo, el CDS puede producir cuadros irritativos, falta de aire e incluso edema pulmonar (una acumulación anormal de líquido en los pulmones que causa dificultad para respirar).

La OMS afirma que todavía no hay una cura contra el coronavirus

Como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), todavía no existe una vacuna, medicamento o tratamiento contra el coronavirus para prevenir o tratar COVID-2019.

Entre los distintos fármacos y tratamientos que se están investigando contra el coronavirus no se incluye ni dióxido de cloro el clorito de sodio.


Primera fecha de publicación: 22/10/2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *