La Comunidad busca un «paraguas legal» para impedir que se lleven a cabo reuniones nocturnas


A partir de las 00.00 horas de esta noche, los madrileños no podrán salir a la calle pero sí permanecer en otra casa que no sea la suya, sea con convivientes o no. La regla que entró el vigor el pasado sábado por la cual se aplicaba una suerte de ‘toque de queda’ por el que se prohibían las reuniones entre las 00.00 horas y las 06.00 horas de la noche en cualquier lugar de la Comunidad de Madrid ha decaído con la entrada en vigor de la normativa aprobada por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid este lunes.

Tal y como ha confirmado la Consejería de Sanidad al diario El Mundo, a partir de ahora vuelven a permitirse las reuniones entre las 00.00 y las 06.00 horas «pero sin superar el número de seis personas», al tiempo que se prohíben los desplazamientos que no sean realizados por fuerza mayor. De esta manera, y en contraposición con el argumento inicial del Gobierno regional de reducir los contagios en el ámbito privado, que según detallaron suponen a día de hoy el 80 por ciento de los casos, los madrileños podrán visitar y permanecer en casas ajenas durante toda la noche.

Preguntado por ello, el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que el Gobierno regional está estudiando cómo adaptar la prohibición de reuniones durante las 00 a las 6 horas, que aprobó el 24 de septiembre, al estado de alarma. Tal y como ha explicado, el decreto firmado por la presidenta que adecua las medidas al estado de alarma no recoge esta prohibición y amplía a seis personas los grupos permitidos. Según ha desvelado el vicepresidente y portavoz, los técnicos de la Consejería de Sanidad están trabajando junto con la Abogacía General para ver de qué manera «se puede recoger esa voluntad bajo el paraguas del estado de alarma», un hecho que «imagina» que podrá encontrar solución «en las próximas horas», ha apuntado.

Aguado ha hecho hincapié en que ya recogieron su «voluntad» de que no se produjesen en la orden. Así, ha explicado que se está trabajando en esta línea, en ver «cómo esta medida», que siguen considerando «necesaria», se acopla al nuevo marco tras el estado de alarma para que no solo existan el toque de queda para que no se pueda salir del domicilio sino que además no puedan existir reuniones. «No debemos reunirnos en los pisos, en las casas, no debemos hacerlo por un tema de convencimiento propio porque esa ahí donde se están produciendo el 80 por ciento de los contagios. Hasta que se pueda resolver ese problema jurídico, este encaje de la normativa, sí que ruego a los madrileños que sigan siendo igual de responsables», ha declarado.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *