En el Día Mundial del Ictus, bulos y mitos que circulan sobre esta enfermedad

«Puede pasarle a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar». Coincidiendo con el Día Mundial del Ictus que se celebra cada 29 de octubre, la Organización Mundial del Ictus (WSO según sus siglas en inglés) recuerda con mensajes como este que los accidentes cerebrovasculares son la causa principal de discapacidad en todo el mundo y la segunda causa de muerte, aunque muchos podrían prevenirse. «Uno de cada cuatro de nosotros sufrirá un ictus. No seas ese uno», destacan en su página web.

En España, el ictus es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres. También se conoce como ataque o derrame cerebral y se produce al alterarse el flujo de sangre hacia al cerebro. ¿Cómo? Dependiendo de si se trata de ictus isquémico o hemorrágico, las causas varían: el primero sucede cuando un coágulo de sangre bloquea un vaso sanguíneo del cerebro; el segundo, si uno de ellos se debilita y se rompe. Si esto ocurre, parte del cerebro muere, ya que deja de recibir el oxígeno y los nutrientes necesarios para que funcione correctamente.

Desde Maldita Ciencia desmontamos algunos mitos, bulos y desinformaciones que nos han llegado a la redacción sobre esta enfermedad cerebrovascular.

Fuente: Federación Española de Ictus.

¿Qué sabemos del estudio que dice que vegetarianos y veganos tienen más riesgo de sufrir ictus?

Hace meses, algunos medios de comunicación hicieron circular una noticia que aseguraba que los vegetarianos y los veganos tenían más riesgo de sufrir un ictus que las personas que consumen carne. Aunque el estudio en el que se basaban estos titulares es real (y está publicado en el British Medical Journal) la información que proporcionaban estos era incompleta. ¿Por qué?

Porque, además de que la investigación solo contaba con participantes de Reino Unido, también concluía que quienes basan su alimentación en alimentos de origen vegetal (total o parcialmente) tienen menos riesgo de sufrir otra dolencia: la enfermedad coronaria o cardiopatía isquémica.

En total participaron 48.188 personas, ninguna de las cuales tenía antecedentes de cardiopatía isquémica, accidente cerebrovascular, angina o enfermedad cardiovascular. Los investigadores agruparon entre sí a los que comían carne (24.428); los que comían pescado, pero no carne (7.506) y los vegetarianos y veganos (16.254). Tras un seguimiento de más de 18 años, los científicos concluyeron que los consumidores de pescado y los vegetarianos y veganos presentaban tasas más bajas de cardiopatía isquémica que los de carne, aunque registraban tasas más altas de accidente cerebrovascular.

Si quieres saber más sobre los resultados de este estudio y la diferencia en el riesgo de ictus y enfermedad coronaria en función de la alimentación, puedes leer aquí el artículo completo que publicamos.

¿Existe una nueva señal de ictus?

Según una cadena de WhatsApp que nos hicisteis llegar, hay cuatro cosas que probar para saber si una persona está sufriendo un ictus: pedirle que hable, que levante los dos brazos, que sonría, que sople y añadía una novedad: pedirle que saque la lengua. «Si está «torcida» es un síntoma del ictus». ¿Qué hay de cierto en todo esto? 

«Lo de sonreír, hablar, soplar y lo de sacar la lengua, podría ser un síntoma de ictus, aunque en realidad el síntoma básico (y al que tenemos que prestar especial atención) es a tener de repente la boca torcida«, explica a Maldita Ciencia la Sociedad Española de Neurología.

Señalan, además, la pérdida de fuerza repentina de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, la alteración en la percepción de estímulos, la sensación de “acorchamiento u hormigueo” de la cara, la pérdida súbita de visión parcial o total en uno o ambos ojos, la dificultad para expresarse y ser entendido por quien nos escucha; desequilibrio, dolor de cabeza súbito intenso y sensación de vértigo.

Aquí te contamos todo lo que sabemos sobre los síntomas previos a sufrir un accidente de este tipo.

No hay evidencia de que pinchar las puntas de los dedos ayude a una persona que está sufriendo un ictus

También hay bulos en relación a los derrames cerebrales, como este que explicamos en Maldito Bulo, donde contamos que la Sociedad Española de Neurología nos desmintió que pinchar las yema de los dedos ayude a una persona que está teniendo un accidente cerebrovascular.

Se trataba de un bulo que circula al menos desde 2003 y que ya fue desmentido por Snopes. Lo que hay que hacer en el caso de encontrarse frente a alguien que tiene síntomas de un ictus es avisar al 112 cuanto antes. 




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *