¿Por qué en las Islas Canarias existen excepciones a las restricciones del resto de España como las reuniones limitadas a un máximo de 10 personas en vez de 6?

Son muchas las dudas que están surgiendo estos días y que nos estáis enviando a nuestro chatbot de WhatsApp en el +34 644 229 319, a la dirección de email [email protected] o a través de nuestras redes sociales, sobre las diferentes medidas restrictivas que están estableciendo las diferentes comunidades tras el decreto del estado de alarma del pasado 25 de octubre. Una de ellas es el número máximo de personas no convivientes que pueden reunirse en las Islas Canarias.

La comunidad autónoma de Canarias es la única en la que las reuniones de no convivientes pueden superar las 6 personas y permite un máximo “recomendado” de 10. ¿A qué se debe esto? 

Las comunidades pueden decidir el número máximo de personas que se pueden reunir

Cada región será libre de implementar las medidas que considere necesarias, según “la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad”, en cuanto a límite de personas en espacios públicos y privados y en lugares de culto, al igual que podrán decidir sobre el cierre perimetral de la región o de territorios de la misma (art. 6,7 y 8), de acuerdo con el Real Decreto del estado de alarma.

Es este decreto el que da la herramienta a cada autonomía de poder establecer reuniones de un máximo de seis personas, pero esta será decisión última de cada autoridad competente.

En Canarias, a diferencia del resto del país, las autoridades autonómicas recomiendan, es decir, no es una obligación, que se reúnan un máximo de 10 personas, aunque esta medida sí será obligatoria en establecimientos hosteleros, tanto en interiores como en exteriores. Esto se debe a que la situación epidemiológica del conjunto de islas “presenta una evolución favorable de la epidemia con indicadores epidemiológicos que la sitúan en niveles de riesgo medio, muy por debajo del resto del territorio nacional”, como apunta el decreto del estado de alarma.

En el resto de España, sin embargo, las diferentes comunidades autónomas han optado por imponer un límite de un máximo de 6 personas no convivientes, a excepción de Galicia, que son 5, mientras que Navarra las ha prohibido.

Y es que, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, publicados el 28 de octubre, la incidencia acumulada de los últimos días en la región es de 77 casos por cada 100.000 habitantes, a diferencia del resto de comunidades autónomas, que oscila entre los 317 casos por cada 100.000 personas en Cantabria, a los 1.211 de la ciudad autónoma de Melilla.

Canarias también queda excluida del toque de queda

El decreto del estado de alarma incluye otra excepción para Canarias: el conjunto de islas queda exento de acatar las restricciones de movilidad nocturna, más conocidas como toque de queda, ya que, como hemos explicado anteriormente, el Gobierno central no considera que estas medidas sean necesarias para mantener el control de la epidemia en este territorio “siempre y cuando se garantice el mantenimiento de las medidas de control de la transmisión vigentes actualmente”.

Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

Esto quiere decir que, aunque no haya toque de queda, Canarias debe acatar las medidas de prevención para hacer frente a la COVID-19 que actualmente están vigentes en la región, como son el uso obligatorio de la mascarilla, el mantenimiento de distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros, la prohibición de fumar en la vía pública si no se cumple la distancia de seguridad de 2 metros o el cierre de hostelería a la 1:00 como máximo, sin poder admitir nuevos clientes desde las 0:00.

No obstante, el decreto también apunta que el toque de queda podría adoptarse en caso de que la situación epidemiológica empeore.

Ante las diversas dudas surgidas estos días, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias publicó en su perfil de Twitter la situación en la que se encuentra la Comunidad tras la declaración del estado de alarma.

Las islas que superen los 50 casos por cada 100.000 habitantes, deberán adoptar unas medidas específicas

Las medidas de prevención contra la COVID-19 en Canarias, actualizadas y publicadas en su boletín oficial (BOC), el pasado 9 de octubre, establece que aquellas islas que superen los 50 casos por 100.000 habitantes en una semana y que algún municipio de la isla supere los 100 casos por 100.000 personas, con más de 2 casos esporádicos y presente un incremento de más del 10% respecto a la media de las incidencias acumuladas de las dos semanas previas, deberán aplicar unas medidas específicas. Estas normas están basadas en las “Recomendaciones para eventos y actividades multitudinarias en el contexto de nueva normalidad por COVID-19 en España”, acordado por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Una de las medidas es la prohibición parcial de eventos y actos en los que participen más de 10 personas. Esto quiere decir que estos se podrán autorizar siempre y cuando se cumplan unas medidas específicas como que el tamaño del recinto cumpla con las distancias de seguridad, que los asistentes permanezcan sentados durante el evento o que no se permita el consumo de alcohol.

Otra de las restricciones es el cierre de la hostelería que se adelantaría respecto al resto de islas y se establecería a las 0:00, no pudiendo los locales admitir clientes desde las 23:00.

Las medidas tendrán una duración de 14 días desde su publicación. Actualmente, se encuentra en esta situación la isla de Tenerife, que a 22 de octubre, cuando fueron estas medidas fueron implementadas, contaba con una incidencia acumulada de 62 casos por 100.000 habitantes.

Alemania y Reino Unido sacan a las Islas Canarias de su lista de territorios en riesgo por contagios

Un ejemplo de la baja incidencia del coronavirus en Canarias, es que el 22 de octubre el Gobierno alemán sacó a Canarias de su lista de territorios en riesgo por alta incidencia de contagios, por lo que desde el 24 de octubre, los alemanes podrán viajar a las islas sin restricciones.

A Alemania se unió Reino Unido, el cual también levantó el veto el 25 de octubre, lo que implica que los británicos podrán viajar a las islas sin necesidad de guardar cuarentena a la vuelta, aunque como recuerda la página web del Gobierno británico, estos deberán rellenar el formulario del Ministerio de Sanidad con sus datos personales y posible contacto con el virus que deberán entregar 48 horas antes del viaje, así como someterse a una toma de temperatura a la llegada a las islas.

Estas medidas no son suficientes para el Gobierno canario que pedirá una prueba de PCR o antígenos en origen, hechas en un máximo de 72 horas antes de llegar a las islas y que el Gobierno de Canarias pretende pedir a todos los turistas para activar los denominados corredores seguros. Para que esta medida sea posible, deberá aprobar un decreto de ley que está previsto que se haga esta semana [1:17].

Primera fecha de publicación de este artículo: 29/10/2020




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *