Por qué la masturbación no tiene efectos negativos, y sí positivos, para la salud

Una de las cuestiones que nos habéis planteado esta semana está relacionada con la masturbación y sus posibles consecuencias en nuestra salud. En concreto os interesa si, de alguna manera «darse amor a uno mismo» puede causar una pérdida de testosterona en los hombres. La respuesta, según las evidencias científicas y los expertos a los que hemos consultado es que no, sino más bien al revés: físicamente la masturbación es beneficiosa siempre que no se convierta en un comportamiento compulsivo que afecte a nuestra vida cotidiana.

“Físicamente, la masturbación lo único que tiene son ventajas”, explica a Maldita Ciencia Francisca Molero, presidenta de la Federación Españolas de Sociedades de Sexología (FESS). «Lo que es a nivel fisiológico y de salud mental, en absoluto conlleva ningún problema«, añade.

Además, añade que practicarla no tiene ningún efecto físico negativo, a excepción de su realización compulsiva. Puede tener repercusiones psicológicas si, por algún motivo, la persona se siente culpable por hacerlo. «Pero es un tema personal, que no tiene que ver con el acto físico de masturbarse, sino con una creencia, actitud y educación propia», añade.

Como cualquier conducta, también es importante que no se convierta en un comportamiento que se realice de forma compulsiva. No debe llegar a comprometer la vida normal porque se dedique a ello un tiempo exagerado, según Molero. Lo que esto podría conseguir es que «se entrase en un círculo de malestar y culpa».  

Petals GIF by NOWNESS - Find & Share on GIPHY

La masturbación, de hecho, y tanto en hombres como en mujeres, tiene beneficios físicos. Con respecto al onanismo femenino, Molero recuerda que «la función hace al órgano» y que «lo que no se utiliza se atrofia». «Esto es un muy importante tenerlo en cuenta”, apunta la presidenta de la FESS y añade que “la masturbación femenina está relacionada con cambios positivos a nivel genital (en la mucosa o la lubricación, por ejemplo) y con la activación del sistema vascular, neuroendocrino, entre otros». 

En el caso de los hombres, la masturbación podría incluso prevenir determinados problemas de próstata ya que, cada vez que hay una eyaculación, de alguna manera también hay un arrastre en la expulsión de posibles gérmenes, como explica Molero.

Además, según la experta, esta práctica no tiene nada que ver con la disminución de testosterona, como nos habéis preguntado, ni en hombres ni en mujeres. “Que una persona se masturbe de manera más o menos habitual tampoco quiere decir que tendrá menos deseo de estar con su pareja o que no tenga deseo hacia ella”, señala Molero. “El objetivo de la masturbación puede ser diverso: obtener placerconseguir tranquilidad cuando estamos algo más tensos o nerviosos… Lo que hace es activar el sistema de dopamina y modular la descarga de serotonina, lo que también ayuda al estado de ánimo”. 

¿Y qué ocurre si se busca un embarazo? En ese caso, Molero hace un apunte: sí recomienda que la frecuencia de la masturbación masculina se controle. “Lo más útil en este caso, evidentemente sería tener más relaciones durante los días cercanos al día fértil (3 o 4 días antes). Si además se disminuye la masturbación durante los días previos a estos, la cantidad de espermatozoides al eyacular será mayor. Pero aun así, la masturbación nunca perjudicará a la calidad del semen en sí”, concluye la experta.

Primera fecha de publicación del artículo: 28/10/2020.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *